No venimos por el voto, venimos por la esperanza

Fernando Islas

Esta frase la enunció la compañera Paloma Arce Islas en su arranque de campaña y con sinceridad se quedó grabada en mi mente porque logra englobar cual es el sentido de participación de la gran mayoría de la militancia perteneciente al Movimiento de Regeneración Nacional. Aunque usted estimado lector no lo crea, las bases del actual partido en el gobierno están formadas por mujeres y hombres convencidos de manera absoluta que la vida pública de México se puede dignificar, que el ejercicio político puede transformarse desde la raíz y en particular garantizar una auténtica representación popular de todas aquellas demandas que se encuentran pendientes con la sociedad mexicana. 

Sin embargo, me encuentro consciente que la actualidad de MORENA no es la idónea para el momento histórico del país y mucho menos la ideal para la militancia que lleva años en pie de lucha, pero ello no implica que todas y todos aquellos protagonistas del cambio verdadero que en 2018 llevamos al compañero Andrés Manuel López Obrador a ocupar la silla presidencial, no estemos dispuestos a seguir luchando de manera incansable por defender el Proyecto Alternativo de Nación y hacer que la Cuarta Transformación Nacional llegue a todos los rincones de la nación. 

Afortunadamente el partido cuenta con perfiles que representan dignamente los ideales de nuestra institución, ideales que durante prácticamente dieciocho años hicieron que llenáramos las calles de todo el país y que ahora nos llevan a seguir defendiendo diversas causas desde otras trincheras. En el caso de Querétaro es claro que la apuesta más fuerte y en donde gran parte de las bases morenistas concentrarán su esfuerzo en no sólo mantener las dos diputaciones federales que actualmente se tienen en la figura de Beatriz Robles y Jorge Luis Montes, sino aumentar por lo menos una más con el triunfo electoral que tendría Paloma Arce en el IV Distrito Federal. 

En el caso de los comicios a nivel local hay grandes perfiles como la Maestra Ofelia del Castillo Guillen en el Municipio de Arroyo Seco y Héctor Magaña en Tequisquiapan, candidato que a pesar de su pasado tricolor ha sabido involucrarse en la dinámica morenista y a integrado a liderazgos importantes dentro de su equipo de trabajo. En el caso de las diputaciones locales a título personal visualizo dos perfiles que poseen un gran futuro político, Frida González Loyola que ha construido su propia base social y Paola de los Santos que prácticamente ha crecido en las calles promoviendo y defendiendo el proyecto transformador que representa MORENA. 

Estos espacios los denomino como los espacios de la esperanza, donde cientos de militantes y simpatizantes de MORENA Querétaro pondremos alma, vida y corazón para que el próximo 6 de junio estemos festejando el triunfo de la dignidad sobre todo aquello que durante décadas nos ha dañado como sociedad y que hoy busca mantenerse vigente inclusive a través de personajes que se dicen leales a la 4T.

¡La elección más importante de la historia moderna de México ha llegado, daremos una batalla valiente y digna, no sabemos dar pasos atrás!

Comentarios