19 / junio / 2021 | 23:35 hrs.

Movilidad nacional para estudiar un postgrado (3)

Chris Motus

Hay quienes caminan a la universidad y quienes se trasladan en bici, autobús o coche propio. La trayectoria puede ser directa, accidentada y sinuosa, con diferentes orígenes y destinos. Mientras algunas personas se trasladan desde el nicho familiar, otras tienen que abandonar el hogar para habitar una ciudad completamente nueva, con cierta dosis de incertidumbre financiera y emocional.

Erick Cruz es un estudiante de la Universidad Autónoma de Querétaro cuya trayectoria educativa requirió un desplazamiento geográfico. Erick no sólo vive esta experiencia, sino que la estudia, así que le hice una entrevista para conocer lo que sucede con los caminos que llevan al posgrado, cuando éste tiene que trascender pasaportes municipales y estatales.

Al respecto, el estudiante-investigador originario de Oaxaca menciona, sobre las trayectorias educativas y geográficas, que “uno de los motivos de la movilidad espacial se debe a la falta de instituciones educativas para avanzar en los estudios. Por ejemplo, en las comunidades lejanas a la ciudad hay escuelas primarias o multigrados, sin embargo, no hay secundarias, preparatorias y menos universidades, por lo que existe una necesidad de migración que se vincula con lo educativo.”

En esta columna hemos mencionado las becas Conacyt y su función social para que las personas puedan acceder a estudios de posgrado. Sin embargo, estas no son un elemento suficiente para dar cobertura a las vocaciones científicas cuando las personas no cuentan con los prerrequisitos necesarios. Incluso, para perfilar la vocación, se requiere conocer que hay vías de acceso. O ¿acaso usted sabía que existen becas Conacyt, o la existencia de dicho consejo? Así, en el imaginario colectivo “ni siquiera es algo que se nombre. Además, parecen algo muy lejano a nosotros”, precisa el estudiante-investigador.

Me parece que hay concenso sobre el que el estudio y especialización suponen cambios en la persona que la cursa, quizás más agudamente cuando se observan otros fenómenos asociados, como la posición cartográfica y todo lo que ello involucra.

Sería interesante ponerle temática de especialización a dicha cartografía, donde se describa y relacione las aspiraciones que cada entidad tiene en temas de ciencia y tecnología, pues indica el entrevistado que en Oaxaca existen pocos posgrados apoyados por el Conacyt sobre ciencias sociales, menos de su área de especialidad. Entonces, también es una cuestión de estado, y cuya orientación la definen las instituciones, en teoría como un síntoma de pertinencia de las necesidades de la sociedad.

Para finalizar, me parecía interesante el pos-posgrado, especialmente sobre el potencial retorno al hogar: “Me encantaría (regresar), pero ya no me siento (parte) del lugar en donde viven mis papás. Incluso las personas me conocen por ser alguien que viene esporádicamente, y eso me hace pensar que ya no soy de aquí (Oaxaca)”, concluye Erik.

La movilidad entre los estados del país supone muchas cosas, incluidos gastos y nostalgia, pero no se requiere un pasaporte expedido por la Secretaría de Relaciones Exteriores... ¿Cómo será cuando sí, en aquellos momentos en que hay que dejar incluso el idioma para estudiar?

 

 

Fuente: 1. 2019. Regionalización del PNPC y el SNI. Disponible en http://svrtmp.main.conacyt.mx/ConsultasPNPC/datos_abiertos/REGIONALIZACI...

Comentarios