Las personas tenemos esperanzas, sueños e ilusiones, metas y propósitos que nos mantienen vivos; pero también tenemos la enorme oportunidad de transmitirnos unos a otros lo mejor que tenemos para dar, y es ello precisamente lo que nos hace más humanos.

En Querétaro y en todo México comenzamos un nuevo año, conscientes de que la verdad y la unidad son el camino más claro y más directo hacia un horizonte más libre y más próspero para nuestra gente; en dicho camino lleno de retos colectivos, las familias y sus valores son y serán nuestro principal motor.

Hoy como ayer, la vida nos brinda la oportunidad de replantear objetivos, decía Manuel Gómez Morín: “de mirar lejos”; es tiempo de encontrar en nuestros errores, la oportunidad de rectificar y mejorar; es tiempo de convertir nuestro amor a Querétaro en acciones responsables y en bien común; es tiempo de que seamos más testimonio y menos teoría y demos, tanto en nuestros hogares como fuera de ellos, pasos firmes y solidarios a favor de México.

Vivimos momentos realmentedifíciles: aumentos en productos básicos, escasez de empleos bien remunerados y en general un país convulsionado, falto de verdad, y de justicia social.

Estamos además muy cerca de un proceso electoral y el clima político pasa por un muy mal momento; sin embargo, sigo creyendo que la tarea política y la corresponsabilidad que deriva de su ejercicio, es necesaria para lograr los cambios de fondo que los ciudadanos demandan y merecen; el verdadero espíritu de servicio debe de sumar voluntades para asumir el reto de construir juntos el bien común.

No todo está perdido, semana a semana veo la vocación social de nuestra gente al escuchar a madres y padres de familia, quienes trabajan por sacar adelante a sus hijos; lo veo al escuchar a nuestros campesinos y migrantes, quienes literalmente arriesgan la vida por los suyos; lo veo en el gran potencial de nuestros niños y jóvenes, portadores de ideas para encontrar mejores caminos que los ya existentes.

Creo firmemente en mi estado y en su gente, y aunque son tiempos difíciles, estoy seguro que trabajando con el corazón, todos a favor de todos, saldremos adelante.

Comienza un año nuevo y con él mi compromiso firme de seguir informándoles de mi trabajo como representante de los queretanos; un año para “mirar lejos”, caminar juntos y, sobre todo, seguir trabajando unidos por un Querétaro más humano y mejor.

Senador, ex presidente municipal de Querétaro. @PanchDominguez

Comentarios