México: ahora es cuando

El Covid-19 nos recuerda que todos somos frágiles, pero algunos lo son más que otros. Los más vulnerables requieren de ayuda urgente y hay que poner manos a la obra
20/04/2020
09:26
-A +A

Unos meses atrás, cuando la afectación por el coronavirus en China resultaba algo lejano, la posibilidad de la crisis sanitaria mundial, la economía de guerra y hasta una hambruna resultaban profecías apocalípticas. Hoy la pandemia nos alcanzó. Con ella cambió la forma de comprender al mundo y vivir en él. Los retos son inmensos. Por fortuna, hay una fuerza grande, instintiva y solidaria que despierta y guía la conciencia de que no estamos solos a pesar del confinamiento.

En todos los países han surgido iniciativas de la sociedad civil organizada. En nuestro México, muchas mentes piensan en todos aquellos que no pueden llevar nada de comida a la mesa. Un ejemplo es Agrega ([email protected]). Este colectivo surgió para consolidar y distribuir recursos en situaciones de emergencia, como la actual demanda de seguridad alimentaria en familias con ingresos afectados. Con ellos tu donativo se suma a un carrito virtual que se convierte en alimentos para que nadie se quede con hambre.

Pero hay ejemplos por todo el país. La Canirac de Puebla ([email protected]) lanzó la campaña “Esta vez, yo invito” para captar 14 millones de pesos en donativos por parte de empresas refresqueras, cerveceras, procesadoras de alimentos, y entregarlos como vales de despensa a personal restaurantero golpeado por el cierre de establecimientos.

En Nuevo León, la Fundación Comunidar ([email protected]) lanzó la iniciativa #AbrazaNL para brindar insumos a 64 mil familias donde se haya perdido el empleo: alimentación, servicios y medicamento. Se trata de una acción coordinada por Cáritas de Monterrey.

En Chiapas, la comisión de empresarios jóvenes de Coparmex ([email protected]) busca apoyos destinados a la adquisición de tapabocas quirúrgicos, caretas, gafas protectoras y batas esterilizadas desechables.

El Covid-19 nos recuerda que todos somos frágiles, pero algunos lo son más que otros. Los más vulnerables requieren de ayuda urgente y hay que poner manos a la obra. Una vez más, los mexicanos nos organizamos ante la magnitud de la emergencia con expresiones por todo el territorio nacional. Se requieren muchos recursos. Por eso, si tú puedes quedarte en casa con un ingreso seguro, por favor no dudes en ayudar.

Comentarios