17 / septiembre / 2021 | 21:00 hrs.

Medicina vs. la corrupción

Fernando Islas

“Uno de los aspectos más delicados del sector salud en México es la falta de medicamentos, a últimas fechas se ha hecho hincapié de manera particular”

El sector salud de nuestro país fue golpeado de manera enérgica y constante por las administraciones federales anteriores, para nadie es un secreto que es un sector del cual adolece el servicio público debido a las diferentes carencias que tiene, empezando por la infraestructura y continuando por la falta de medicamentos que en muchas ocasiones ha generado molestias notables en la sociedad. Es curioso, durante los sexenios pertenecientes al periodo neoliberal en nuestro país se anunciaban con bombo y platillo la construcción de un sin fin de hospitales y centros de salud como parte de la estrategia de los gobiernos en turno para cubrir la demanda de servicios de salud que la población necesitaba, pero para sorpresa de muchos estas edificaciones se quedaban inconclusas y solo fungían como un cascarón a través del cual se desviaban millones de pesos, caso contrario a lo que sucede en el gobierno del compañero presidente Andrés Manuel López Obrador en el que se han concluido alrededor de 120 hospitales que se encontraban en pausa, esto gracias a la política de austeridad republicana y de implementación del recurso federal en aspectos prioritarios vitales para la dignificación de la vida de los sectores más vulnerables, AMLO y su gobierno han demostrado que con voluntad y una óptima administración es posible tener avances sustantivos en sectores severamente lastimados, como del que estamos hablando. 

Por otro lado, la precarización laboral del sector salud fue aumentando conforme los gobiernos anteriores actuaban de manera cómplice con las dirigencias sindicales de las instituciones base de este ramo, ha sido indignante como el proceso para vulnerar las conquistas laborales de las y los trabajadores de la salud inició a mediados del siglo XX y avanzó de manera constante hasta el periodo pasado. Esto ha hecho que en diversas ocasiones las y los trabajadores de las instituciones de salud salgan a las calles a exigir respeto a su trabajo y sus derechos adquiridos. 

Para concluir esta participación hago énfasis en uno de los aspectos más delicados del sector salud en México, la falta de medicamentos, a últimas fechas se ha hecho hincapié de manera particular en este punto que la nueva oposición ha sabido capitalizar para golpetear al gobierno de la Cuarta Transformación y señalar de manera directa al jefe del Poder Ejecutivo como principal responsable del desabasto de medicinas, eso sí, han actuado de manera omisa ya que las instituciones de salud están a cargo de las administraciones estatales, mismas que en el periodo de la pandemia demostraron su ineficacia debido a la marcada corrupción con la que se manejan. 

Sin embargo, el gobierno obradorista ha garantizado el abasto de medicinas para el periodo 2021-2022, con 217 millones de medicamentos, mil 840 claves de medicamentos adquiridos, un 14% de medicamentos para pacientes con cáncer (220 claves) y 26.2 millones de piezas entregadas en los almacenes de las instituciones de salud a lo largo y ancho del país. En términos monetarios se invirtieron poco más de 76 mil millones de pesos para dar garantía de atención médica y medicamentos gratuitos al pueblo de México, sin corrupción en el camino.

Comentarios