Más cornadas da la vida

Olmo Martínez

A 4 años de la última columna en esta gran casa editorial, volver a escribir de lo que me apasiona es, sin duda, una emoción que vive un torero al ser anunciado en los carteles, viviendo así la continuación de un sueño. 

Esa emoción es lo que voy a impregnar en cada palabra que escriba y sea impresa en El Gran Diario de México en su versión Querétaro. 

En 4 años hemos vivido muchas cosas, desde las amenazas de los antitaurinos una vez más queriendo quitarnos nuestra afición, hasta estar alejados de las plazas de toros, por el virus que tiene asolado a todo el mundo. 

Hoy regresó al ruedo de la tinta y el papel, regresó más maduro, pero con la misma pasión que escribí más de 200 columnas en la pasada ocasión, porque como dicen los toreros, más cornadas da la vida. 

Ustedes me conocen y los que no, me presentó, soy un periodista taurino, que vive la fiesta brava con entrega, pasión y sobre todo con mucho respeto al trabajo que desempeña todos y cada uno de los que participan antes, durante y después de cada corrida de toros.

Este espacio nació para dar a conocer palabras que se utilizan en el argot taurino, para conocer los colores de la fiesta brava, para conocer las pintas del toro, su casa y su vida. Pero también para desmenuzar el Querétaro taurino, y lo que sucede en sus dos bellas plazas de toros. Conozco del tema, he estado como aficionado, como periodista y como columnista. 

Experimenté el lado más humano de los cuidadores de toro y también de lo que hacen arte en el ruedo. Todo ese mundo taurino hoy tiene una nueva vida y nuevo comienzo, como cuando te recuperas de una cornadas y estas listo para, sin mirarte la ropa, seguir en la faena. 

Este seguirá siendo un espacio para compartir conocimiento taurino de parte de los lectores, y de su servidor. Seguirá siendo un espacio para la crítica de las cosas buenas y las cosas malas. 

Son tiempos difíciles para toreros  ganaderos, forcados, alguaciles, músicos, vendedores, rejoneadores, subalternos, empresarios y por supuesto para quienes escribimos. 

Apenas nos estamos recuperando de este virus, recordando que los toreros están hechos de otra tela y los aficionados a la fiesta brava llevamos la pasión muy dentro del corazón. Total más cornadas da la vida. 

Espero sus comentarios como siempre en el correo [email protected]

Agradeciendo el espacio a Paco Flores y todo el equipo que encabeza en el Gran Diario de México

Comentarios