Lula Da Silva (1)

Filiberto López Díaz

Bertolt Brecht: “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles”; uno de estos se llama Luiz Inácio Lula da Silva. Escribo respecto a él, con enorme convicción; con la convicción de un hombre que ha sufrido en carne propia, los agravios del sistema religioso-político-clerical de Querétaro, si, de una ultraderecha nefasta que lacera vidas, sueños, cultos diversos al suyo, pero se esconde cobardemente detrás de un mediocre y eventual acontecer político; empero, principalmente escribo porque Lula Da Silva es de los escasos hombre que no sólo me atraen, sino porque es de los pocos que admiro. Resultado de mis andares por el Derecho del

Trabajo por más de 52 años en varios países, me crucé con él un par de veces debido a sus antecedentes y enorme liderazgo sindical por el Partido de los Trabajadores en Brasil. Ahora está de nueva cuenta en la escena política internacional y tal vez, aspirante a la presidencia de su país.

Una rápida mirada al mundo sindical, nos revela a Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti, dos italianos que emigraron a los Estados Unidos de América a principios del siglo XX. Ambos de ideología anarquista y acudían a reuniones sindicalistas obreras; hombres que forjaron las bases del actual sindicalismo en el vecino país del norte; empero, fue Lech Walesa el primer líder sindical en llegar a la presidencia de su país: Polonia. Según “Biografías y Vidas. La Enciclopedia Biográfica en Líneas: Nace… en la actual Polonia, 1943. Sindicalista polaco.

Trabajó como electricista en los astilleros…, pero fue despedido por su participación en las huelgas de 1976. Militó en los sindicatos clandestinos, presidió el comité interempresas y encabezó la revuelta obrera de agosto de 1980, encaminada a la creación del primer sindicato libre de la Polonia comunista, Solidaridad, del que fue elegido presidente… Obtuvo de las autoridades numerosas concesiones, orientadas a mejorar las condiciones políticas y económicas de la clase trabajadora” Tanto Lula con Walesa tienen no sólo la misma edad, sino que existe un enorme paralelismo vital que los impulsó a la Primera Magistratura de sus respectivos países. Lula, como escribimos, fue trabajador metalúrgico y líder obrero y como ser humano, un digno ejemplo para la juventud y lo principal, para los líderes sindicales de hoy. (Continuará)   

Especialista en Derecho del Trabajo, 
Certificado por el Notariado de la Unión Europea. 
[email protected]

Comentarios