Los retos del nuevo sindicalismo (Fin)

Filiberto López Díaz

“Sugiere que ser blando y suave es el mejor modo para vencer la resistencia. Adaptarse lleva a la victoria, mientras que polarizarse arrastra al conflicto” escribió Lao Tsé y, los tiempos actuales demandan la adaptación de seres humanos e instituciones a la nueva época.

Lo anterior cobra mayor interés en el ámbito laboral en las relaciones obrero-patronales y a la forma, términos y condiciones en que se va a impartir la Justicia Laboral aquí en Querétaro, a partir del 1° de octubre próximo. Sobre el particular, mi estimado amigo Mario Ramírez Retolaza, hasta ahora secretario del Trabajo, junto con su gran equipo y, Pancho Domínguez vaya que han desempeñado una gran y oportuna labor, para dejarle, como decimos en México, “la mesa bien puesta” a Mauricio Kuri sobre el particular, incluyendo desde luego, unas funcionales y modernas instalaciones de los Centros de Conciliación y Registros Laborales.

Los emplazamientos a huelga, deberán ser a solicitud de los trabajadores y no sólo del secretario general del sindicato emplazante como antaño se venía haciendo. Por ejemplo, la Ley Federal del Trabajo en su “Artículo 902.- El ejercicio del derecho de huelga suspende la tramitación de los conflictos colectivos de naturaleza económica, pendientes ante el Tribunal y la de las solicitudes que se presenten, salvo que los trabajadores manifiesten por escrito, estar de acuerdo en someter el conflicto a la decisión del Tribunal. No es aplicable lo dispuesto en el párrafo anterior, cuando la huelga tenga por objeto lo señalado en el artículo 450, fracción VI”. Por su parte, el Artículo 920.- El procedimiento de huelga se iniciará mediante la presentación del pliego de peticiones, que deberá reunir los requisitos siguientes:
IV.- Cuando el procedimiento de huelga tenga por objeto obtener del patrón o patrones la celebración del contrato colectivo de trabajo en términos del artículo 450, fracción II de esta Ley, se deberá anexar al emplazamiento a huelga la Constancia de Representatividad expedida por el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, conforme al procedimiento establecido en el artículo 390 bis”. Ahora sí, los sindicatos no tienen de otra, o se democratizan o desaparecen y, podemos concluir con Sun Tzu: “Un ejército no tiene formación constante, lo mismo que el agua no tiene forma constante: se llama genio a la capacidad de obtener la victoria cambiando y adaptándose según el enemigo.” (Fin) 

Especialista en Derecho del Trabajo, 
Certificado por el Notariado de la Unión Europea. 
[email protected]

Comentarios