Los números ¿no mienten?

Maricruz Ocampo Guerrero

Con excepción del 8 de marzo y el 25 de noviembre las autoridades pocas veces hablan de la violencia contra las mujeres, como si se tratara de un problema sin importancia, que no amerita mayor consideración. Eso sí, para esos dos días reservan un catálogo trillado: “Aquí se respeta a las mujeres”, “nuestro compromiso es con ellas” de la mano de llamados “a la sociedad a terminar con la violencia que sufren muchas mujeres”. Llamados que no escuchan ni ellos mismos.

La frase “no se tolerará la violencia contra las mujeres” la repitieron en menos de una semana el gobernador Carlos Merino de Tabasco, el edil poblano Eduardo Rivera y la titular de “Amar a Nuevo León” Mariana Rodríguez, por citar solo a algunos y algunas.

La realidad es que la violencia sí se tolera por quienes están al frente de los gobiernos e incluso algunos se vanaglorian de los pésimos resultados de su labor. Por ejemplo, el Gobernador guanajuatense Sinhué Rodríguez, declaró en un estrambótico discurso que su estado es referente nacional en materia de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia.

“Esto no lo decimos nosotros” dijo, “sino que está respaldado por mediciones e indicadores establecidos por organismos nacionales e internacionales para medir la eficiencia y eficacia de los Estados en la implementación de políticas públicas en favor de los derechos humanos de las mujeres”. El mandatario olvidó que su estado es primer lugar nacional en homicidios dolosos de mujeres al sumar 271 asesinatos sin contar los 29 feminicidios que “reconocen” y los 303 homicidios culposos de mujeres, otro primer lugar guanajuatense.

En Querétaro Mauricio Kuri declaró que el nuestro es “...el único estado en todo el país que tiene todos los feminicidios esclarecidos; se sabe quién fue el homicida y se está buscando”. Sería interesante saber qué opinan de esta expresión las familias de Carmen, Lizeth, Marily, Diana Laura y tantas otras que hoy claman justicia y solo encuentran el desdén de las autoridades. ¿O será acaso que, como solo se han tipificado 7 feminicidios en Querétaro de enero a octubre de este año la tasa de solución es muy alta y dejan fuera de la cuenta los 12 homicidios dolosos, 44 homicidios culposos y los presuntos suicidios de mujeres, jóvenes y niñas?

Querétaro es primer lugar nacional en lesiones dolosas contra las mujeres por cada 100 mil habitantes con 1,997 carpetas de investigación abiertas por ese delito, un primer lugar del que las autoridades nunca hablan. En nuestro estado se han abierto 3,184 carpetas de investigación por violencia familiar y 581 por violación, lo que nos coloca en el 4o lugar nacional por cada 100 mil habitantes. 

Además, somos vecinos de Michoacán, Estado de México y San Luis Potosí, donde sí se  activó la Alerta de Violencia de Género y de Guanajuato, que, como vemos es primer lugar nacional en homicidios asesinatos de mujeres.

Los números, dicen algunos, no mienten, pero en México, parece que sí. 

Directora Regional de CELAPAZ e integrante de la Red Nacional de Alertistas. Twitter: @mcruzocampo 
Fb: maricruz.ocampo

Comentarios