Los negocios son para las mujeres

Fernanda Robledo Hernández

Sabías que sólo el 19% de pymes en México son hechas por mujeres, ¡sólo el 19%! Es importante aclarar que esos números han crecido en los últimos años; sin embargo, tenemos un largo camino aun por recorrer.  

Seguramente has escuchado las expresiones de que “los negocios son para hombres”, o “las mujeres son muy emocionales, y aquí hay que pensar siempre con la cabeza fría”. Sí, si hay que tener cabeza fría, pero también hay que escuchar al corazón. Los hombres también pueden ser emocionales y, definitivamente, los negocios también pueden ser para las mujeres. No estoy diciendo que sea sólo de hombres, o de mujeres, si no que como todo en la vida nos podemos complementar perfectamente. 

Muchas mujeres somos multitask, apasionadas, organizadas, buenas administradoras, entregadas, dedicadas. Muchas otras tienen su parte racional más desarrollada, pueden ser analíticas, observadoras, creativas, y la lista jamás terminaría. Creo que todas tenemos absolutamente un mundo de posibilidades para hacer nuestros propios negocios, ¿qué necesitamos? La realidad es que no requerimos que los hombres nos “den permiso”,  que crean en nosotras, o que nos apoyen. Lo que necesitamos es creer en nosotras mismas, en confiar que sí podemos lograrlo. Y ese, realmente, es el primer paso. 

Tener una familia, hijos, o estar “a cargo” de la casa no está peleado con la posibilidad de poder tener tu propio negocio. Con una buena organización y administración de tu tiempo, esto puede ser una realidad. 
Personalmente ha sido de las mejores cosas que me ha pasado, el poder tener mi propio negocio, el luchar cada día por sacarlo adelante. Y es por esto que te pido dos cosas:

1.- Apoya a esa mujer que sabes que tiene una idea. Seguramente tienes amigas, hijas, esposa, hermanas o conocidas que tienen algún sueño. Te aseguro que si en México somos más de 64 millones de  mujeres, al menos el 40% tenemos alguna idea rondando por nuestras cabezas. Necesitamos alentar a que en poco tiempo, en lugar de que tres de cada 10 empresas mexicanas sean hechas por mujeres, puedan ser cinco, seis,  incluso más. 

2.- Si tienes hijas, platica con ellas desde pequeñas para que sueñen con ser dueñas de su propio negocio. No importa el giro, no importa la profesión, el tamaño de empresa. Así como jugamos con las muñecas a la casita, que cada vez haya más niñas jugando desde chicas a ser empresarias.  

No sólo en marzo, no sólo el Día Internacional de la Mujer. Si eres mujer, por favor todos los días lucha por hacer realidad ese sueño que tienes. El empoderamiento femenino puede traer tantos y tantos beneficios a nuestra sociedad, que ni nos imaginamos. Apoya a tus amigas, inspira con tu historia, da pasos firmes que te lleven a ese lugar donde quieres estar. Necesitamos más empresas lideradas y hechas por mujeres.

 

Fundadora de Startpoint

Twitter: @ferrobledo

Comentarios