Los huérfanos de Santiago

Fernando Paniagua

Cuando, el pasado viernes 5 de noviembre, Carlos Salomón, ex socio de Rosario Robles y ex director de la Lotenal, subió una foto de él y su pareja a sus redes sociales de su estancia en Guatemala, nadie pensó que una boda terminaría siendo el pretexto perfecto para una destitución largamente esperada por muchos: la del sanjuanense Santiago Nieto.

De los motivos, enredos, malquerencias y tenebras que significaron los cimientos de la salida de Nieto Castillo del gobierno federal ya se ha hablado mucho; sin embargo, poco se ha analizado del significado de esa salida en el entorno político local, que lo tiene y mucho.

A todos nos ha quedado claro que, tolerante, como ha sido con otros casos escandalosos entre sus cercanos, el inquilino de Palacio fue quien ordenó cesar a Santiago Nieto y, para no dejar duda de que la orden la había dado él, fue el titular de la Segob, Adán Augusto López y no el titular de la SHCP, a quien le correspondía anunciar el nombramiento, quien le dio posesión a Pablo Gómez como sustituto de Nieto Castillo.

Esto genera un cambio en el tablero político local y de eso están conscientes los principales jugadores de la partida en la entidad. Las fuerzas se ajustan, unos ganan y otros pierden; ‘las calabacitas se acomodan’. 

Antes de su caída, Santiago Nieto dejó varias de sus piezas colocadas en el ámbito local; con la excepción de la delegación de la Secretaría del Bienestar -también llamada como súperdelegación-, hoy sumamente mermada por la pobre presencia política de su titular, en el resto de las posiciones federales, Santiago Nieto dejó gente de su confianza; todos ellos hoy deben estar preocupados. Así, nombres como Juan Carlos Espinosa Larracochea, Jorge Lomelí Noriega, Joaquín de la Lama, Beatriz Robles, y Paloma Arce, entre un largo etcétera, incluidos los ‘vendedores de silencios’, hoy viven en la orfandad política y están a merced de que los equilibrios en el morenismo local se reajusten. Sufren.

Hoy la posición política de Santiago Nieto, de sus entenados y hasta de su familia, es débil y más en Querétaro donde si bien cuenta con aliados poderosos, éstos no necesariamente van a arroparlo, aunque lo hayan declarado públicamente. Santiago Nieto hoy es un lastre para que los que busquen apoyarle y para quienes ya no lo quieren cerca. 

Por ello, no vendrá a Querétaro a refugiarse, por ejemplo, al partido. Al interior de Morena y del gobierno federal lo tienen claro, alguna salida digna deberá tener. “Santiago Nieto sabe demasiado sobre el actuar del actual gobierno federal, bueno y malo y, a la 4T no se le olvida, o no se le debería olvidar cómo llegó el queretano a sus filas”, me dijo una fuente cercana al gobierno federal.

En tierras queretanas, hay nombres que se fortalecen con la caída del Zar antilavado de la cuatroté, entre ellos el del senador  Gilberto Herrera y su grupo de choque. ¡Digo!

El último párrafo. Seguimos en escenario A, se suspendió la Feria, se suspendió el desfile del 20 de noviembre para ‘cuidar la salud de las y los queretanos’; pero eso sí, las plazas comerciales y el centro de la ciudad lucieron abarrotados este fin de semana y ya hay conciertos programados. Como que algo no me cuadra. ¡Les digo!

Quejas, dudas y comentarios: @Paniagua_Fdo

Comentarios