22 / junio / 2021 | 00:25 hrs.

Ley contra el lavado

Editorial El Universal

Los legisladores del PRI, PAN y PRD en el Senado de la República han alcanzado un acuerdo para aprobar una legislación contra el lavado de dinero que hasta ahora se encontraba atorada. Esta nueva ley fortalece los mecanismos de análisis para la información financiera y contable, así como la inteligencia para efectuar investigaciones de recursos cuya procedencia es sospechosa.

Es importante señalar que el crimen organizado puede funcionar en sus diversos rubros debido a que cuenta con distintos métodos para materializar sus ganancias. El lavado de dinero es, en ese sentido, uno de los más cruciales eslabones de esta cadena, pues legitima el producto de las actividades ilícitas al transformar dinero sucio en recursos financieros legales que van a parar a las economías para terminar operando de manera regular. No es casual que dadas las circunstancias, México ocupe actualmente el segundo lugar a nivel mundial en cuanto al flujo de dinero ilícito.

Hoy es claro que la demanda por estupefacientes o productos ilegales no va a terminar en el corto plazo. Tampoco hemos sido eficaces para combatir aspectos como las adicciones. Por consiguiente, mientras el crimen organizado produzca ganancias que posteriormente pueden lavarse y reinsertarse en la economía, no se eliminarán los incentivos para erradicar dichas actividades. El descabezamiento de organizaciones criminales, por lo tanto, a través de capturas u operativos, resulta infructuoso si no forma parte de estrategias integrales dentro de las que temas cruciales como el flujo de los recursos ilícitos sean directamente atacados. A los delincuentes se les debe golpear duro en su bolsillo.

Los mecanismos de control para detectar y erradicar el lavado de dinero hasta ahora existentes eran demasiado laxos. Es de destacar que apenas ayer la Comisión Nacional Bancaria y de Valores multó al Barclays Bank México con apenas 15 mil 777 pesos por incumplir con las normas actuales contra el blanqueo de recursos.

Por ello, la legislación que está siendo aprobada es bienvenida. México requiere urgentemente de instrumentos para golpear el poderío económico, quizás la más importante razón de ser, de los grupos criminales.

Y un dato importante a destacar: esta ley, aprobada por consenso, muestra tambié, que en temas de enorme trascendencia es posible alcanzar acuerdos en el ámbito político y legislativo.

Comentarios