Las franquicias como en la “evolución darwiniana”, que mejor se adapten al cambio, sobrevivirán en el 2021

Mario Antonio Morales

Mientras que consultores y directivos del sector franquicias se concentran en vaticinar el porcentaje de crecimiento que tendrá esta industria el año por comenzar, otros personajes prefieren realizar un balance de lo sucedido en “año Covid” y de ahí, desprender una expectativa sincera en una radiografía de la realidad que llegó para quedarse.

Orlando Paredes Treviño, desde el aula universitaria del Tec de Monterrey, supo 11 años atrás, que la evolución en los negocios debía responder en dos vías: a un mercado siempre cambiante y a la aplicación de nuevas tecnologías, como el factor diferenciador en una marca.

Dio paso entonces a su propia empresa, Rento House, la primera inmobiliaria proptech, que utilizó la tecnología para refinar, mejorar y reinventar sus servicios, a través del bigdata, software, geolocalización, realidad virtual, plataformas de mercado, etc.

En el 2012, tres años después de incubar el proyecto, comenzó su expansión como franquicia, que cubre ya la mitad del territorio nacional, y en el 2021, el crecimiento previsto alcanzará incluso a Sudamérica.” Buscamos mejorar la calidad de vida, con la operación, comercialización y apertura de franquicias en bienes raíces, sin inversiones, personal e infraestructura que demanden. Operar el concepto desde cualquier lugar, en la palma de nuestra mano”.

Este empresario regio, que resalta lo prometedor de una zona como el Bajío para Rento House, admite que la crisis del 2020 tomó por sorpresa a todos los sectores productivos y que, en el 2021, la situación no será diferente con una “realidad” que llegó para quedarse.
Serán tiempos de adaptación, de evolución. Y como en las especies, en los negocios también se aplica que sobrevivirán no los más grandes, fuertes e inteligentes, y si, los que mejor se adapten a los cambios, insistió Paredes Treviño.

En el 2021 el reto será responder a un mercado más analítico y, en consecuencia, a un inversionista más examinador de todo.

El Ceo de Rento House y de la Operadora de Franquicias, que le ha permitido sumar a su holding de marcas, otros conceptos en giros como el de alimentos y bebidas, con la firma Salads&Toppings, en el esquema de las llamadas Dark Kitchen, conminó a apalancar todo negocio con inversiones en tecnología.

Aseveró que el inmobiliario con todo y la crisis permanente, ha mostrado ser un sector sólido, que sale avante, con una aportación de casi el 17% al PIB. “La vivienda forma parte de las tres necesidades básicas del ser humano, siempre saldrá adelante; quédate en casa, es el mensaje claro y tenemos que responder a esta necesidad, hoy con variantes en la demanda de jóvenes que se independizan, adultos mayores que buscan lugares más pequeños, etc.”

Orlando Paredes, reconoció que el 90% de las personas que se dedican a los bienes raíces lo hacen de forma improvisada. Urgió a su profesionalización. Recordó entonces que una franquicia inmobiliaria como Rento House brinda pilares al franquiciatario en la propia marca, formación y capacitación.

El confinamiento se convirtió en el mayor acelerador de negocios y emprendimientos.

“Todos los proyectos los tuvimos que desarrollar rápido ante un mercado que cambio de forma abrupta”. No obstante, este creador de modelos de negocios exitosos, con más de 27 franquicias en su red, aclara: “no confundir, no serán los que se avecinan, tiempos para la improvisación y si para mostrar el factor diferenciador “.

Amigas y amigos emprendedores que siguen esta lectura de La Franquicia que buscas les deseo toda suerte de parabienes, salud plena y el bienestar que anhelan para los suyos con la oportunidad que otorga un nuevo año. Felicidades.
[email protected]

Comentarios