18 / junio / 2021 | 06:40 hrs.

La vida te lleva o tú llevas tu vida

Patricia Olavarrieta del Rivero

"La vida no es justa" así surgió una charla con una amiga que hace tiempo no veía y que por cierto, teníamos cuerda como para 3 horas más de plática.  Esa frase me llamó la atención porque efectivamente, le dije, "tiene todo menos ser justa", pero de pronto empecé a urgar en mis emociones y mis pensamientos y todo cambió cual puerta que se abre a las posibilidades.

Efectivamente si eres una persona que permite que las circunstancias de la vida te lleven a tomar decisiones respecto a lo que se te presenta, pues entonces sí, la vida puede ser cruelmente injusta. Pero ¿qué pasaría si siempre hubieras tenido definido el camino o los objetivos que quieres sin dejar que la vida se entrometa? Si bien es cierto que se presentan dificultades en todo trayecto, el definir lo que quieres para ti en tu vida, puede ayudar a bajar el índice de injusticias o también puede ayudar a generar la fortaleza para saber hacer tus propias elecciones para que la vida no te vaya llevando a su antojo por los caminos más difíciles que conoce.

Si, la vida es hermosa, pero cuando tomamos el control sobre ella, porque si lo hacemos de manera inversa, en verdad puede ensañarse contigo hasta dejarte inerte.

No permitas que las circunstancias te lleven, elige el camino de tu vida y las circunstancias por añadidura llegaran a ti siendo las mejores que puedas vivir y ¡sí! con todo y sus altibajos porque sabes que atravesando lo malos momentos saldrás siempre fortalecida y tu objetivo estará más cerca.

Así que existe verdad en cualquiera de las dos declaraciones, la vida es injusta o la vida es maravillosa y me presenta un camino lleno de posibilidades que me acercan a mis metas. Y si no ha sido como en la última, pues a declarar a partir de ahora, porque lo que declares es lo que será.

Tomar el control de tu vida, es hacer consciente lo que deseas vivir, hacer, decir y sentir de forma equilibrada, congruente y lograrás que tus acciones puedan crear una vida justa para ti y los tuyos.

Aún no tengo el poder para sacar la barita mágica y poder brindar justicia en la vida de todos, pero sí lo deseo de corazón para que nuestra sociedad pueda generar muchas más cosas positivas para todos y cambiar todas las noticias que invaden nuestra vista, nuestra mente y nuestro corazón.

La vida es justa para quien sabe hacia donde quiere ir desde el corazón, la mente y el espíritu. Decidamos alinearnos con la vida porque ésta, estoy segura que tiene mucho más que ofrecernos de lo que hemos recibido hasta ahora.

Comentarios