13 / junio / 2021 | 13:45 hrs.

Escribir sobre el concepto de ser mujer hoy día me parece que es hablar de temas que son nuevos, frescos y sobre todo que van causando sorpresa a propios y extraños pero sobre todo a la mujer misma desde el momento que hace conciencia de que las historias que de pequeña le contaron no tienen ningún parecido con la realidad que le tocó vivir. Por lo menos a un gran número.

Me escribieron por twitter que si era posible recuperar a la mujer femenina, a esa que no solo usa jeans y que pone por delante la belleza. A mi me pareció de inicio algo raro que un hombre hiciera mención de ello porque lo que generó en mi es que no ha observado cómo ha cambiado la vida de las mujeres utlimamente.

Aún no conozco mujer que no quiera sentirse más bella ni más arreglada. Ahora hay distintos conceptos que van desde la belleza al natural, hasta la que busca la perfección a través de cirugías, implantes, postizos y todo lo que se pueda aplicar.

Sin embargo no había conocido mejor representación de la femineidad que montarse en tacones, vestirse con la ropa de acuerdo a sus recursos y arreglarse con tan solo lo que tiene a la mano para salir erguida y determinada a salir adelante.

Si la femineidad solo se limita a la buena imagen de la mujer portando vestidos elegantes, ropa y tacones de marca, luciendo un cutis espectacular y una silueta envidiable, entonces no compartimos el término.

En San google mi buscador de bolsillo para esta ocasiones, menciona que la feminidad, que en realidad es femineidad, son el conjunto de caractarísticas físicas, psíquicas o morales que se consideran propias de la mujer o de lo femenino, en oposición a lo masculino.

La mujer me parece que no deja de ser femenina por usar jeans porque es lo que mejor le acomoda para salir a trabajar, no deja ser femenina porque no usa tacones o no se maquilla. La mujer es mujer y es femenina por el simple hecho, desde mi punto de vista de ser beneficiada con esa sexualidad.

Existen mujeres que muesran de distintas formas su femeneidad, quizá una por la imagen insertada desde hace muchos años, o quizá mostrando su destreza en algún deporte o su fortaleza ante las circusntancias que le ha tocado vivir. Pero esa es la gran fortuna de haber nacido mujer, que cada una puede mostrar una variedad de personalidades donde imprime su femineidad. De ahí el abanico para poder de acuerdo a su personalidad, distinguier en ella la gran mujer que es.

La mujer es mujer desde sus entrañas, desde su forma de pensar, de sentir y de ser. Se manifiesta con tal autenticidad que npo teme ya a ser juzgada. Y se pondrá y hará lo que sea necesario para sentirse cada vez más ella sin estar etiquetada por los protocolos establecidos.

Se sentirá bella de acuerdo a sus convicciones y a su forma de ver la vida, se pondrá bella de acuerdo a la forma en que interprete la belleza. Buscará el amor pensando en el hombre con quien pueda complementarse no ponerse detrás.

Si, quizá el concepto tradicional de la mujer ya cambió solo falta que el hombre se adapte a él, o más que adaptarse esté abierto a conocer a este nueva mujer que encontró como mostrar su femineidad desde su autenticidad y no en base a lo que le dijeron que tenía que ser.

¿Tú, qué piensas?

Comentarios