A la mitad del camino

Esteban Moctezuma Barragán

Frente a lo que hoy existe en educación, con un diálogo constante, vamos a construir una propuesta mejor en su diseño y sin lugar a dudas, viable en su aplicación.

Justo después de recorrer 16 estados de la República y encontrarme a la mitad del camino para concluir la consulta nacional y los 32 Foros sobre educación pública, me siento profundamente motivado por la actitud de las maestras y maestros de México, las organizaciones sociales, los padres de familia y alumnos, así como expertos en educación por su participación.

Estoy seguro que, frente a lo que hoy existe en educación, con un diálogo constante, vamos a construir una propuesta mejor en su diseño y sin lugar a dudas, viable en su aplicación.

Cuando buscábamos la metodología a seguir, siempre estuvimos conscientes del reto que significa realizar una consulta abierta y poder incluir a todo aquel interesado en participar. Creo que lo vamos logrando.

Seleccionamos a la ANUIES para ayudarnos a organizar la consulta. Sin duda, la capacidad de convocatoria de esta Asociación es muy grande. Por otra parte, buscamos a expertos en conversaciones estratégicas, diálogo y mecanismos de colaboración. El grupo de Eduardo Robledo se ofreció a ayudarnos con entusiasmo, aportando voluntariamente la metodología, tecnología y el diseño estratégico de la consulta.

Definidos los apoyos organizacionales nos preguntamos ¿Cómo incluir en una consulta a un universo tan amplio?

La respuesta fue variada.

Primero. Se diseñó una plataforma para que cualquier persona acceda a proponer sus ideas. Tú puedes hacerlo ahora mismo en www.porunacuerdoeducativo.mx

Segundo. Un grupo de alrededor de 6,500 voluntarios universitarios están realizando un diálogo social casa por casa, para conocer el punto de vista de la sociedad en general sobre la educación.

Hasta el día de hoy, se han levantado más de 300 mil diálogos.

Tercero. Otra forma de participación son los 32 Foros. Ahí se pueden presentar las ideas de tres formas: una, entregando una ponencia. Otra, participando como orador a través de un sorteo que garantiza imparcialidad y una tercera forma es, respondiendo un cuestionario cuyos resultados se procesan y se dan a conocer antes de concluir cada Foro. Hasta ahora, han asistido casi 50 mil personas que valoran la oportunidad de hacer valer su voz frente a un próximo secretario de Educación.

En un mismo techo convive la palabra de grupos que piensan distinto. Conviven agrupaciones serias y ruidosas. Conviven expertos. Sociedad civil y autoridad educativa. Esta convivencia expresa un México que está naciendo hacia una nueva era para la educación.

 

 

 

Comentarios