La inseguridad pega a restaurantes

Juan Manuel Badillo

La inseguridad es el tema principal de los restauranteros reunidos en la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados región Querétaro, (Canirac), reconoció su titular en el estado, Sergio Salmón.

Preocupados no por lo que sucede, sino por lo que puede suceder si no se hace algo, empresarios de alimentos y bebidas se reunieron este martes con el alcalde de Querétaro, Marcos Aguilar, para tratar el delicado tema de los asaltos e intentos de extorsión.

La gente de la Canirac región Querétaro tiene razones para estar alarmados. Sólo en lo que va del año cuatros restaurante de prestigio han sido víctimas de la inseguridad. Entre los afectados se encuentra, por citar un caso, es La República, un lugar de alta cocina internacional reservado para un comensal de altos ingresos.

Se informó que los delitos van desde el robo a mano armada, intento de extorsión y violencia en sus distintas modalidades.

Lo que no quieren los empresarios restauranteros es que Querétaro pase lo que actualmente se vive en le vecina ciudad de Celaya, donde muchos establecimientos restauranteros han cerrado, cansados de pagar piso o ser víctimas de asesinatos. Se habla de una caída en el sector de hasta el 50% de afectación.

Un empresario del ramo, quien por razones obvias no da su nombre, contó a este reportero que recientemente tres policías municipales fueron ejecutados en un restaurante Celaya y al otro día el dueño bajó cortinas.

Ese mismo empresario cerró su lugar en Celaya, luego de 20 años de servicio y trabajo honrado y que un empresario tenga que tomar esas medidas debe preocupar a todos.

La ciudad de Querétaro está lejos de vivir la in seguridad de Celaya, pero tampoco es ajeno al este fenómeno. “Pero si están reaccionando”, dijo Salmón, sobre las políticas de seguridad pública en Querétaro.

El empresario reconoció que el gobierno estatal está ofreciendo muchas facilidades para abrir negocios de bares y restaurantes, pero también se dijo que se debe estar alertas.

Salomón tiene un año al frente de la Canirac en Querétaro, organización gremial que tiene 150 mil afiliados y 9 mil 800 puntos de venta de alimentos y bebidas.

“No hay que dejar que llegue la inseguridad a Querétaro”, pidió Salmón y tiene la boca llena de razón, la seguridad e inseguridad es responsabilidad de todos, no sólo de unos cuantos, de empresarios, autoridades y ciudadanos.

Que no se olvide que el estado viene de una falsa tranquilidad en ese tema, productor de una política mediática donde se ha ocultado lo evidente.

Desde hace meses, en las páginas de este periódico se ha documentado, por ejemplo, el robo de autos en el Centro Histórico de la ciudad y que levante la mano quien no haya sido ya víctima de robo total de auto o de pertenencias.

Uno de los sitios rojos en materia de robo de autor está a dos pasos de donde despachan las autoridades. Que Marcos Aguilar y su gente se den sus vueltas por el parque Guerrero y le contarán buenas historias al respecto.

Este columnista farandulero se une a la proclama de Sergio Salmón de la Canirac local. Queretanos todos, naturales y chilangos, no dejemos que la inseguridad llegue a esta ciudad, plis. 

Comentarios