La ingeniería mecánica y sus retos

Saúl Santillán Gutiérrez

El desarrollo de toda la tecnología ha hecho que las barreras cada vez sean más difusas entre las profesiones y sus disciplinas. Entre ellas, la ingeniería mecánica se encuentra en nuestro país inmersa en un profundo proceso de cambio.

Sin que aparezca en las noticias, nuestro país está en una transición rápida de un país manufacturero y maquilador hacia un país que diseña y desarrolla productos. Por diferentes razones, nosotros no hemos valorado el desarrollo tecnológico y la innovación como otros países, que incluso han logrado asociar su nombre con cierta tecnología o producto.

En nuestro país, la ingeniería automotriz está creciendo a un ritmo acelerado y pasaremos del producir 2.1 millones de vehículos en el 2010 a 4.5 millones de vehículos en 2018 y 5.1 millones de vehículos en 2020. Para darnos una idea de lo que representa esto, la planta de Ford en Cuautitlán en los años 90 del siglo pasado tenía 4 líneas de producción de 30 a 35 mil vehículos por año cada una.

Por un proceso similar se encuentra la industria aeronáutica, que de 3 000 millones de pesos hace 5 años está en orden de producción de valor de 7 000 millones anuales y pronto se moverá hacia las decenas de millones de dólares por año.

El atender el constante crecimiento industrial del país, implica grandes retos, ya que las cadenas de valor y los acuerdos comerciales nos obligan a desarrollar proveeduría nacional o con capital mixto. Las empresas que son proveedoras de primer y segundo nivel en estas industrias requieren diseñar, construir y probar hasta que se libera para producción sistemas completos (suspensiones, trenes de aterrizaje, sistemas de frenado, etc.) con características de calidad y desempeño muy estrictas. Estas empresas, a su vez, requieren de otras empresas que les vendan partes, materiales, servicios, bancos de pruebas, desarrollo de software y mantenimiento de equipos especializados para poder mantener la ventaja competitiva como país.

La innovación se da en todos esos ámbitos, y todos requieren de la integración de ingenieros mecánicos y de otras especialidades con equipos de médicos, químicos, farmacéuticos, biólogos, geólogos, contadores, abogados, administradores, etc.

Para dar a conocer los avances y esta perspectiva del desarrollo nacional, éste año, en la UNAM Campus Juriquilla seremos los anfitriones el XX Congreso de la Sociedad Mexicana de Ingeniería Mecánica, con el tema “Hacia los nuevos horizontes” en el Centro de Alta Tecnología de la Facultad de Ingeniería, del 24 al 26 de septiembre.

En este evento se espera tener 180 ponencias de investigadores, docentes y profesionales, y la visita de 500 estudiantes de secciones estudiantiles de instituciones de educación superior de todo el país. Se tendrán 6 ponencias con expertos internacionales y de la industria en temas que profundizan en el conocimiento y aplicaciones de esta área de la ingeniería, que es muy interesante y dinámica.

Se ofrecerán cursos de actualización profesional en procesamiento de plásticos de ingeniería, talleres sobre diseño de satélites pequeños y cursos para el uso de herramientas de cómputo especializadas. Este conjunto de actividades, representan una oportunidad única, por lo que invitamos a nuestros colegas de la región a que consulten la página de la Sociedad para mayores informes (www.somim.org).

El intercambio de ideas, la exposición de proyectos de innovación, investigación y desarrollo tecnológico, así como el contacto con colegas de ámbito industrial y académico son un campo fértil para generar nuevas oportunidades de colaboración, proyectos y sobre todo, el poder difundir a nuestros jóvenes los avances en esta área. Esperamos que las instituciones de educación superior y centros de investigación y desarrollo de la región tengan, como siempre, una participación destacada y esta oportunidad se aproveche lo más posible para el estado y la región, que ha demostrado ser muy atractiva para atraer inversiones productivas y está siendo un buen ejemplo dentro de este proceso de industrialización nacional.

*Jefe del Centro de Alta Tecnología de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México, Campus Juriquilla

Comentarios