20 / septiembre / 2021 | 18:29 hrs.

La importancia de las “UIG”

Julio César Sánchez

La Ley de Acceso a la Información Gubernamental de Querétaro establece que para la atención de las solicitudes de información, los sujetos obligados deberán contar con una instancia administrativa denominada Unidad de Información Gubernamental (UIG).

¿Qué son las UIG? Se trata de unidades administrativas especializadas al interior de cada organización gubernamental, las cuales no sólo se limitan a recibir las solicitudes de información, sino que también se encargan de gestionarlas, es decir, son las responsables de solicitar la información que desea conocer el ciudadano ante las dependencias depositarias de la misma. Además pueden apoyar al ciudadano en la formulación de solicitudes para que éstas sean lo más precisas posible.

En pocas palabras, las UIG tienen cuatro funciones básicas: a) reciben la solicitud; b) orientan al ciudadano en su formulación; c) gestionan la información solicitada; y d) dan respuesta a la solicitud. En consecuencia, son el componente institucional que vincula y comunica al ciudadano con la entidad gubernamental dentro del proceso de acceso a la información.

En el caso de Querétaro, las UIG cuentan con otras atribuciones importantes, tales como recabar y difundir la información pública de oficio y también, clasificar como pública, reservada o confidencial, la información. Además, es importante mencionar que la legislación local señala que gozarán de autonomía técnica y de gestión y en ningún caso podrán encontrarse adscritas al órgano de control interno de los sujetos obligados, lo que en teoría les otorga solidez para el desempeño de sus funciones específicas.

Sin embargo, la importancia de las UIG en Querétaro ha sido, en general, menospreciada. No suele tomarse en cuenta que son elementos centrales en la dimensión operativa de una ley de acceso a la información pública.

A mi parecer, las UIG en nuestro estado se encuentran limitadas por aspectos formales e informales; de facto, enfrentan varias dificultades para llevar a cabo sus funciones de manera óptima. Si a lo anterior se suma una posible falta de especialización y entendimiento de su labor por parte de sus titulares, el resultado se refleja en la cantidad y calidad de información que se proporciona a la población por medio de las páginas de internet de las organizaciones públicas y en el contenido de las respuestas a las solicitudes realizadas.

Por ello, las UIG de los sujetos obligados en Querétaro requieren de algunos elementos indispensables para su fortalecimiento, que comprenden:

1.- Asegurar que cuenten con los recursos humanos, materiales, técnicos y financieros suficientes para su funcionamiento;

2.- Plasmar en el entramado normativo (ley, reglamentos e, incluso, manuales de procedimientos, etc.) los mecanismos y las capacidades necesarias para hacer vinculantes y obligatorias ante las distintas dependencias y áreas administrativas del sujeto obligado, sus determinaciones y solicitudes respecto a la entrega de información para que la misma se haga en los plazos adecuados y de forma completa y precisa;

3.- Modificar su ubicación administrativa en los organigramas para asegurar en la práctica, su autonomía técnica y de gestión. De hecho, valdría la pena repensar y discutir el tema de la autonomía para estas unidades.

4.- Que su titular cuente con el perfil adecuado, garantizando no solo conocimiento teórico, técnico y jurídico necesario, sino apuntando a la profesionalización de las UIG mediante un servicio civil de carrera que derive en un funcionamiento eficiente de estas instancias internas especializadas.

5.- Generación y publicación de informes periódicos puntuales sobre los pormenores de su labor y actividad, así como estadística y detalles sobre las solicitudes recibidas y contestadas y, en general, sobre el estado de la trasparencia y el derecho de acceso a la información en el sujeto obligado del que se trate, pudiendo inclusive, elaborar observaciones y recomendaciones encaminadas a optimizar todo lo referente a su materia de competencia.

Las UIG deben velar por el derecho del ciudadano atendiendo el principio de máxima publicidad antes que atender los intereses del sujeto obligado.En Querétaro debemos buscar que funcionen.

Coordinador de Proyectos en el Área de Transparencia y Rendición de Cuentas de Locallis

Comentarios