La fuerza del ejemplo

Rogelio Vega Vázquez Mellado

La semana pasada se llevó a cabo un acto muy destacado en el municipio de Corregidora: la visita de Luis H. Álvarez, lo que en nuestra entidad significó más que un acto protocolario. Don Luis representa en la vida democrática del país una pieza fundamental para entender el valor de las instituciones, así como la lucha generacional que hemos vivido en México en favor de la transformación del estado, y a favor de la voluntad de y para la gente.

En Acción Nacional, la figura de don Luis H. Álvarez tiene un gran significado; se le considera el eslabón entre los fundadores del partido con el presente y el futuro para esta fuerza política; su ejemplo y congruencia deben ser fuerza que impulse a más ciudadanos a participar en la actividad de la construcción del bien común.

La decisión del presidente municipal de rendir en vida un merecido homenaje, no debe verse sólo como un acto partidista. Es, insisto, más allá de la fuerza política en la que ha militado, la oportunidad de reconocer a un mexicano ejemplar, su lucha y compromiso con esta gran nación.

En Corregidora, su legado está presente en la manera de hacer gobierno, en la manera de involucrarnos con la realidad y sensibilidad de nuestra gente, e insisto, más allá de una plataforma política, este anhelo debe ser compartido por todo aquel que tiene el honor de servir a la gente. Debemos ver en don Luis H. Álvarez una persona que ha servido y entregado su vida a la consolidación de una patria justa e incluyente.

En Corregidora he podido percibir en sus jóvenes una formación incluyente y noble, que les involucra cada vez más en la toma de decisiones, así como en el despliegue de acciones a favor de su entorno, es por ello, que al entregar las llaves de la ciudad a don Luis H. Álvarez, el presidente municipal, Antonio Zapata Guerrero, dio testimonio de ello.

Nuestro distinguido visitante no se llevó un reconocimiento sin sustento, se llevó consigo el cariño y admiración de gente buena como son los habitantes de Corregidora. Se llevó consigo el compromiso de uno de los municipios más dinámicos del país.

Para un servidor, me queda una enorme lección de humildad y responsabilidad; haber conocido a don Luis H. Álvarez, es un parteaguas, así como un aliciente para reflexionar sobre nuestra labor como regidor y lo mucho que aún nos queda por hacer por nuestra gente.

Regidor en el municipio de Corregidora

Comentarios