La crisis del IEEQ | Querétaro

La crisis del IEEQ

Víctor López Jaramillo

El que el Consejo general del Instituto Nacional Electoral (INE) haya declarado desierta la convocatoria para la designación de presidenta del Instituto Electoral del Estado de Querétaro (IEEQ) es un revés para aquellos que intentaron revertir el resultado de la primera designación cuando no les resultó favorable; lo cual ha traído como consecuencia una crisis como no se vivía desde 1998 cuando fueron depuestos todos los integrantes del organismo autónomo y se llamó a sus suplentes a ocupar el cargo. 

Mientras a nivel federal el PAN se rasga las vestiduras acusando a Morena de atacar al INE, cuestionando incluso que consejeros electorales hayan sido denunciados penalmente, en Querétaro, el mismo Partido Acción Nacional manotea cuando se designa presidenta del IEEQ a alguien que no es afín a ellos y hace todo lo posible por reventar la elección, incluso denunciando penalmente a la consejera presidenta. Sí, igualito que Morena a nivel nacional; así, el panismo muestra su doble cara. 

Tanto el gobernador Mauricio Kuri como el alcalde capitalino Luis Bernardo Nava intervinieron con declaraciones en contra de Adriana Sánchez Núñez, señalándola de no cumplir con la residencia en el estado. 

Y, sospechosamente, Jesús Roberto Franco González, secretario del ayuntamiento del municipio de Querétaro, arma una investigación para intentar demostrar la no-residencia. 

En un claro ejemplo de parcialidad de la autoridad y persecución política porque ¿a cuántos de los que solicitan constancia de residencia se les investiga e incluso se interroga a los vecinos para saber hasta los horarios de los solicitantes? 

Y más, según notas periodísticas, hasta una carta le habría enviado al presidente del Consejo General del INE, el polémico Lorenzo Córdova. Es evidente las ganas que tienen ciertos actores por intervenir en la designación. ¿El funcionario actuó por cuenta propia o recibió instrucciones? Eso debe aclararse, porque, en todo caso, el alcalde Nava tiene que pedirle cuentas porque por sus acciones él y el gobernador salieron a hacer declaraciones que los meten como actores principales en el drama que ahora se ha convertido el IEEQ. 

Y si sumamos que hubo una denuncia penal contra la depuesta presidenta el IEEQ por presunta falsedad ante autoridades, el escenario se enrarece. Denuncia que, por cierto, ya fue desechada por las autoridades judiciales, con lo cual, se cae todo el teatro político que se había armado. 

El organismo electoral vive horas bajas provocadas por ansias de actores políticos de querer intervenir y poner a alguien afín, lo cual, al no suceder, usan todas las triquiñuelas legales; lo que no se esperaban es que se declarara desierta la convocatoria.

Y pensar que en 2014 se hizo la reforma electoral para que el INE quien designara a los titulares de consejos estatales y evitar la injerencia de los poderes locales; no cabe duda de que en Querétaro hay algunos que no entienden que no entienden. 

Periodista y sociólogo. @viloja

Comentarios