A la Constitución, no al líder

Niels Rosas Valdez

En la ceremonia de la conmemoración del aniversario 111 del inicio de la Revolución Mexicana, el general Luis Cresencio Sandoval, secretario de Defensa Nacional, participó con un discurso que levantó mucha crítica y preocupación. ¿Qué fue lo que mencionó el líder del Ejército Mexicano? ¿Por qué causó tanta polémica?

Varias figuras del Gobierno Federal tuvieron cita el 20 de noviembre para celebrar uno de los hechos históricos más emblemáticos de nuestra historia como país: la Revolución Mexicana. Tal evento ha sido significativo por muchas cuestiones y nos ha marcado de manera indeleble en nuestra política, cultura, economía y sociedad. No obstante, la festividad de este evento fue obnubilada por un pronunciamiento del secretario de Defensa Nacional.

En el marco de esta majestuosa celebración de uno de los momentos más icónicos para nosotros los mexicanos, el general Sandoval ofreció un discurso a los otros líderes de las Fuerzas Armadas (FA) del país y a la audiencia en general, uno que produjo preocupación y recibió mucha crítica. El general de división señaló: “es necesario estar unidos en el proyecto de nación en marcha”, además de que “las Fuerzas Armadas y la Guardia Nacional vemos en la transformación que actualmente vive el país el mismo propósito de las tres primeras transformaciones: el bien de la patria”.

Pareciera que se trató de un simple discurso que empata con la institucionalidad del evento en curso. Sin embargo, no es así. Por más velada que se pudiera decir que fue la declaración del secretario de Defensa Nacional, los militares no pueden pronunciarse políticamente, puesto que lo tienen prohibido. Su deber es proteger a la nación, no hacer política ni coalición con ningún partido o político. De esta manera, declarar que las FA, de las que el general Sandoval es uno de sus líderes, ven que el proyecto actual de nación, es decir, el de la 4T, es un bien para la patria, es finalmente un pronunciamiento hacia la política del país y los electores.

Los guiños en el discurso del general Sandoval hacia la 4T, encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, fueron a todas luces evidentes. No hay que perder de vista que desde hace décadas las FA han comprometido su labor a proteger los intereses de la Constitución Mexicana, no a los del presidente en turno, y no a pronunciarse en favor de los proyectos de nación de los partidos políticos, incluyendo el gobernante.

¿Por qué entonces el secretario de Defensa Nacional emitió tal riesgosa e inoportuna declaración? Puede haber muchas hipótesis en el aire y hay varias ideas que pueden ilustrarnos una respuesta. Aunque revisando la situación en el país, el discurso del general puede ser interpretado como un pago por la cada vez más evidente y extensiva entrega de responsabilidades, anteriormente de civiles, hacia los militares por parte del presidente.

Esto le ha otorgado a las FA un aumento en sus labores de toma de decisiones y en su presupuesto, y con ello finalmente un poder mayor, lo que también ha conllevado al aumento en la militarización del país, que es otro tema preocupante en la actual administración presidencial y del que el mismo López Obrador se había mostrado estrictamente en contra cuando formaba parte de la oposición política. No hay alternativa mas que aminorar el poder de las FA.

Comentarios