27/07/2019
07:08
-A +A

“Tres años para rescatar a PEMEX y que aumente la producción y tres años para destinar inversiones al desarrollo nacional. Sembrar el petróleo, ese es el plan.”, expuso el presidente López Obrador en su homilía mañanera del martes 16 de Julio, acompañado de Octavio Romero, Director General de PEMEX, presentaron el Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos 2019-2024. Cuando el Presidente habla de “sembrar” ojalá se refiriera a los que verdaderamente se dedican a trabajar la tierra, al día siguiente de la presentación del Modelo de Negocios 50 mil campesinos bloquearon vías de comunicación importantes por todo el país, su principal demanda: diálogo directo e inmediato con el Presidente.

Lo que se presentó en la mañanera del martes 16 de Julio no es un plan de negocios sino una carta de buenas intenciones, —se hizo presente una vez más el voluntarismo al que hizo referencia el exsecretario de Hacienda, Carlos Urzúa en su carta de renuncia—. Se advierten dos riesgos importantes en el plan que se ha planteado: 1. Se está concentrando mucha inversión a una actividad que es poco rentable: la refinación, y se disminuye de forma considerable el porcentaje a la exploración y producción. 2. El Plan de Negocios de PEMEX está basado en una bolsa de inversión pública, lo que se advierte como riesgo potencial es que no se le está apostando a la inversión privada, todo el plan se sustenta con inversión pública, quitar la carga fiscal a corto plazo puede ayudar, pero ¿cómo van a subsanar lo que Hacienda dejará de percibir? ¿de dónde van a sacar ese dinero? No perdamos de vista que la venta de petróleo es la principal entrada de dinero a nuestro país. “La variable más relevante en este plan de negocios para lograr los resultados planteados es la reducción de la carga fiscal de la empresa” anunció con bombo y platillo Octavio Romero.

“...en materia de exploración la estrategia se orienta en intensificar la actividad en áreas terrestres y aguas someras”, expuso el Director de Petróleos Mexicanos. En más de una ocasión los que hoy están al frente del gobierno de México nos dijeron que no harían uso de la fracturación hidráulica o “fracking” pero en el Modelo de Negocios de Petróleos Mexicanos, sí está contemplado, incluso se habla que el 10% de la extracción de petróleo provendrá de esta práctica, aun cuando grupos ambientalistas y expertos en la materia han externado su rechazo y preocupación, esto por muchas razones, principalmente porque se utilizan cantidades enormes de agua a la que añaden químicos, misma que en muchos casos termina contaminada con gas metano. El fracking es una técnica que consiste realizar perforaciones verticales profundas en áreas terrestres con ayuda de explosivos, agua a presión y arena, esta última permite que las aberturas causadas por los explosivos no se cierren y permitan el paso de gas o petróleo, es bien sabido que el uso de explosivos en esta práctica provoca sismos en las zonas aledañas.

Esto sólo es la punta del iceberg, es un tema extenso y complejo, manténganse al pendiente de mis redes sociales, estaremos publicando más información al respecto.

 

Diputada federal del PRI

Comentarios