Kuri: ¿qué tiene para la educación?

Pedro Flores-Crespo

El 6 de junio se elegirá nuevo gobernador o gobernadora en Querétaro. La intención de voto marca, hasta ahora, una ventaja para el candidato de Acción Nacional, Mauricio Kuri sobre Celia Maya (Morena) y Abigail Arredondo (PRI) (40, 20 y 5%, respectivamente, según DemoscopiaDigital). No obstante, el porcentaje de queretanos que aún no define su voto es de 20 por ciento. ¿Qué explica tal indefinición? ¿Harán algo las y los candidatos para tratar de atraer con buenas propuestas a los indecisos? O como diría Juan Gabriel: “No vale la pena”.

Pese a la frivolidad con que en ocasiones se desarrollan las campañas, es importante como ciudadanos ponerles atención. Hacer un seguimiento de las propuestas de los candidatos es la base para que, por un lado, los ciudadanos ratifiquemos o modifiquemos nuestra preferencia y por otro, le exijamos al triunfador que cumpla. Por esta razón, Universidad Crítica se enfocará en ésta, y en la siguiente entrega, a comentar algunas propuestas en materia educativa de los tres candidatos punteros a la gubernatura de Querétaro. 

De acuerdo con el magnífico Laboratorio de Ciudadanía Digital de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAQ, en la primera semana de la campaña (4 al 11 de abril), la mención a los temas educativos fue mínima e incluso nula por parte de los candidatos a gobernador. Kuri, por ejemplo, le dedicó sólo 3 por ciento de sus publicaciones en redes, mientras las candidatas de Morena y el PRI hicieron cero mención del tema (@labuaq).

El martes 13, el candidato de Acción Nacional se reunió con “compañeros del sector educativo” en Cadereyta. Por el material entregado ese día, por lo que aparece en el sitio oficial del candidato y por su intervención en dicho mitin, se puede advertir tanto indiferencia hacia el tema educativo como poca originalidad. La educación no aparece como un eje central de su plataforma, sino que está subsumida al de “prosperidad”. Raro. La experiencia mundial ha mostrado que el desarrollo sostenido depende en gran medida de hacer cumplir con el derecho a una educación de calidad. 

La economía parece estar en el centro de atención de Kuri. De hecho, en el mitin de Cadereyta habló de los avatares que vivió como empresario, de las industrias que podrían vincularse con la universidad, y de “apostarle fuertemente al empresariado, única fuente para bajar la pobreza”.

Kuri se contradice. Por un lado, dice apostarle a la “innovación”, pero por otro, vuelve a ofrecer lo de siempre: becas. Para ello, se apoya en el antecedente de haber entregado 60 mil de estos apoyos en el municipio de Corregidora sin saber si tal programa fue efectivo o no para el estudiante. Habló también de tener “escuelas de 10”, donde “nadie te regala nada, sino que tú te lo ganas”. Pero, contradictoriamente, vuelve a ofrecer becas, equipo, internet y tabletas. Nada dijo sobre el regreso a clases luego de estar un año encerrados, hacer de las escuelas espacios libres de toda violencia – incluida la de género -, preservar la calidad de los maestros queretanos y centrarse en cerrar las brechas de aprendizaje entre pobres y ricos. ¿La sensación de triunfo aconseja no arriesgar o aún no se comprenden los problemas de la educación?

Comentarios