18/12/2019
06:25
-A +A

Acceden mujeres a la Suprema Corte de Justicia de la Nación por méritos propios, conformados por estudio, conocimientos del Derecho y no por cuota de género,

Cada etapa más, son ellas, las ministras encargadas de revisar los actos apegados a la Constitución; junto con sus colegas varones imparten Justicia para aplicar la frase y satisfacerla y tal vez para siempre: “tenemos hambre y sed de justicia”.

Es natural, son madres, esposas y su principal ocupación no se encuentra en el cúmulo de libros, jurisprudencias, tratados de Derecho, sino puertas adentro de sus hogares; empero con rectitud y prestancia, ejercer el más alto cargo que todo abogado puede aspirar. Desentrañar con claridad, los mandatos de la Constitución.

Sustentan con fundados argumentos sus proyectos de resoluciones y confirman con esto no sólo ser merecedoras del cargo, sino su interpretación, fundadas y motivadas de sus determinaciones. Pertenecer al más alto tribunal de justicia, significa una enorme responsabilidad y sé que el cumplimiento de la misma es alimentado por los dones implícitos de las mujeres; Honestidad, estudio y altos valores éticos, sociales y morales.

La toga les es impuesta no sobre su persona, sino como ratificación de los más altos valores que las han llevado a tan alto cargo; es decir, la cubren con manto negro y con ello, aflorar la luz inmensa de la Justicia.

No estoy cierto de todo el juramento que evocan, pero siempre me recuerda este acto a los legendarios Yaquis:

Para ti no habrá ya sol

Para ti no habrá ya noche

Para ti no habrá ya muerte

Para ti no habrá ya dolor

Para ti no habrá ya calor

Ni sed, ni hambre, ni lluvia

Ni aire, ni enfermedades, ni familia…

Nada podrá atemorizarte

Todo habrá concluido para ti

Excepto una cosa: el cumplimiento del deber

En el puesto que se te designe

Allí quedarás para la defensa de tu nación

De tu pueblo, de tu raza, de tus costumbres

 

Y así, como el acto de justicia enorme e indiscutible como es el otorgarnos la vida, ellas aplicarán de nuevo, el manto protector de quienes… “tienen hambre y sed de Justicia”.

 

Especialista en Derecho del Trabajo y Seguridad Social. Certificado por el Notariado de la Unión Europea

 

 

 

Especialista en Derecho del Trabajo y Seguridad Social
Correo electrónico: [email protected]

 

 

Comentarios