22 / junio / 2021 | 00:33 hrs.

Importante victoria de Gallos Blancos

Juan Carlos Aranáz Perezgil

Un equipo queretano más que obligado a sumar tres puntos, se encontró en la primera parte con un muy ordenado equipo de Juarez al que por mucho que se atacó, no pudo mandar el balón al fondo de su arco.

Fue hasta la segunda mitad que con un certero cabezazo de Hugo Silveira se logró poner número a la casa. Con este importante triunfo por la mínima diferencia, el cuadro emplumado se mantiene en la posición once de la tabla general. 

Veremos entonces hasta la última fecha donde termina colocada la escuadra emplumada y saber, de conseguir un sitio entre los doce que jugarán la fase final, donde y contra quien se enfrentarían.

De vuelta a casa.

En cualquier equipo de fútbol, los resultados mandan -para bien o para mal- pero dejando un poco de lado el resultado del domingo, hoy con la afición queretana de regreso, la noticia no es que tras trece meses por fin un pequeño porcentaje haya podido regresar al Estadio Corregidora, a ese templo que muchos sienten como su casa. 

La noticia es que los miles que no tuvieron la oportunidad por esta ocasión a las tribunas, apoyaron como siempre, en las malas, peores y buenas. Se y también imagino, que muchos sintieron algún tipo de impotencia por no poder estar ahí, pero sabemos todos que se disfruta mucho ver a los “otros pocos” ahí, a sus hermanos y amigos de la cancha acompañando al equipo de sus amores, ese equipo que a pesar de buenos o malos resultados, es diferente… es otro, acompañado de su gente. 

Sin confiarse y sin bajar los brazos ante esta pandemia, vemos que poco a poco la situación mejora; ya como lo hemos hecho en nuestra vida en general, el asistir al estadio será diferente, será a partir de ayer, un antes y un después. Lo que se ratifica y jamás será distinto, será para siempre, el único e incondicional apoyo al Gallo Blanco y a su hermoso escudo. 

La Frase.

“Las fiestas mexicanas suelen tener un curioso desarrollo. Lo primero que se acaba es el hielo, luego el agua mineral y después los refrescos. Lo último que se acaba es el alcohol. Lo mismo sucede en los estadios. Cuando el triunfo, la fama y la gloria ya se han ido de la cancha, nuestra pasión sigue intacta” Juan Villoro

Comentarios