Honrar la memoria histórica fortalece nuestra queretanidad | Querétaro

Honrar la memoria histórica fortalece nuestra queretanidad

Jesús Rodríguez Hernández

En días pasados la Dra. Teresa García Besné, secretaria de Cultura del Municipio de Querétaro, anunció que la maqueta monumental que encontraba en la entrada principal de la Alameda Hidalgo fue retirada, se llevará al Cerro de las Campanas en un lugar cerrado y será restaurada por la escultora queretana Socorro López quien lleva un 30 por ciento de avance.

La Alameda, como señala el investigador Edgardo Moreno Pérez es un “espacio para la recreación y el esparcimiento colectivo, es parte de la memoria y los imaginarios de los queretanos por lo cual es un lugar simbólico; con un valor histórico y estético contenido en la geografía y paisaje urbano”. 

La opinión de la población es en el sentido de que no es el lugar apropiado para esta maqueta ya que por sus dimensiones obstruye la vista y movilidad de los peatones y si el objetivo era presentar lo que es el centro histórico sus proporciones son excesivas pues mide 16 metros de largo por 11 de ancho. Posteriormente fueron robadas algunas piezas de la maqueta, lo que originó que se hiciera una protección de cristal templado que representó una inversión de 288 mil 603 pesos, además del costo del reemplazo de las piezas.

El 30 de marzo de 1981, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Decreto por el que se declara una zona de monumentos históricos en la ciudad de Querétaro porque las características formales de su estructura y espacios urbanos como hoy se conservan, son elocuente testimonio de excepcional valor para la historia social, política y del arte en México.

La zona de monumentos históricos comprende un área de 4 kilómetros cuadrado, en la descripción del Perímetro "A", se incluye la Alameda Hidalgo. Se determinan ciertas características específicas de la zona de monumentos históricos materia de esta Declaratoria, entre los elementos urbanos característicos de esta ciudad se menciona a la Alameda y sus fuentes.

Sin embargo, en 2017 el Consejo Consultivo Ciudadano de la Alameda Hidalgo, sin respetar las disposiciones legales, aprobó el proyecto de intervención para este parque; y al siguiente año se develó la maqueta en comento con un costo de 9 millones 59 mil pesos. 

El decreto de la Zona de Monumentos indica que las construcciones que se hagan en este espacio se sujetarán a las condiciones establecidas en las disposiciones legales aplicables y en todo caso cualquier obra de construcción, restauración o conservación en la zona de monumentos históricos, deberá realizarse previa solicitud del particular ante el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Además, tenemos la fortuna de vivir en una ciudad declarada como Sitio Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1996 lo que implica un compromiso de “protección y defensa” a este legado, tanto cultural y de sus tradiciones, así como el mantenimiento del casco histórico, la protección y la restauración del patrimonio edificado de carácter monumental, que obliga a mantener su riqueza arquitectónica en su vinculación con la vida actual.

Fue acertada la decisión de la actual autoridad municipal el cambio de lugar de la maqueta, a un espacio donde sea visitada por los turistas y paseantes y no contravenga las disposiciones legales. Las Ciudades Patrimonio se han visto beneficiadas por los cambios en las preferencias y gustos de los turistas. 

El valor social de la comprensión de nuestras expresiones vivas es muy importante, pues es un valor integrador, que se han transmitido por generaciones y han evolucionado como respuesta a su entorno y contribuyen a infundirnos un sentimiento de identidad y continuidad de la queretanidad, creando un vínculo con el pasado y el futuro a través del presente.   

Expresidente municipal de Querétaro y exlegislador. @Chucho_RH

Comentarios