Hasta perdiendo clasificaron

Enrique Guerrero

El Querétaro, con la diosa fortuna de su lado, logró clasificarse al repechaje del Guard1anes 2021 y este sábado habrá de medirse con Santos a un solo partido en la búsqueda de avanzar a los cuartos de final.

Los de la Comarca no pudieron meterse entre los cuatro primeros de la tabla al dejar ir vivo al Puebla, que clasificó como tercero, pero sí aseguró ser casa en la repesca, y eso significa un handicap importante para seguir adelante.

Mientras que Gallos perdió la última fecha ante León 2-1 y eso debilitaba sus posibilidades de lograr la repesca con 21 puntos, porque Mazatlán, Tijuana y Pumas estaban al acecho con similares opciones de meterse.

A los queretanos, que terminaron como los peores visitantes, tras no ganar un solo encuentro, el punto que le arrebataron al Necaxa en Aguascalientes les dio vida, y por si fuera poco un gol fue la diferencia con Mazatlán, que tenía los mismos 21 puntos y 19-25 por 19-26, gracias a que Monterrey le ganó a los sinaloenses (1-0).

Después, a rezar para que América empatara o le ganara a Pumas, que igual peleaba el último boleto, y un triunfo auriazul por cualquier marcador dejaba fuera a los Gallos.

Pero los astros se alinearon en favor de los emplumados y el domingo pasado a las 11 de la noche, sólo daban gracias a las Águilas y a Henry Martín por ganarle a los universitarios y abrirles así la puerta a la repesca.

Se llame como se llame, de ‘panzazo’, “de puro churro”, de lástima, de milagro o de pura suerte, lo cierto es que Gallos, está adentro con mucho qué ganar y poco que perder.

Al Pity Altamirano, lo trajeron no para ser campeón considerando lo limitado de los recursos del club, sino para, además de darle oportunidad de dirigir en Primera, que lograra sacarlo de problemas porcentuales, y a base de convertirlo en un equipo casero, consiguió escapar de la zona de multas, y con sus 21 puntos entraban en la ‘tómbola’ para la reclasificación, para su suerte les tocó el ‘boleto premiado’ y por eso de aquí en adelante, lo que venga es ganancia. Sabemos que como visitantes cambian totalmente, pero si al joven técnico le dan ganas de utilizar una formación arriesgada como ante los Esmeralda en los últimos minutos, vaya que le puede dar un susto a los santistas.

Los locales tendrán todos los pronósticos a favor, pero si se confían, Gallos los puede sorprender, más ahora que ya no tienen presión de nada más que salir a dar el todo por el todo.

Esperemos que lo haga con plantel completo aunque el Tren Valencia y Kevin Ramírez, dos de sus máximas figuras, están en el hule; pero bueno, el resto debe lucirse y dar lo mejor de sí en ese duelo de vida o muerte.

Gallos Blancos, a aprovechar el regalo que les da el sistema de competencia y de paso, cobrarle una vieja factura a los laguneros de aquella final de mayo, por el Clausura 2015, ojalá sean capaces de lograrlo. 

Hasta la Próxima.

Comentarios