Hasta encontrarles

Mauricio Ruiz Olaes

El miércoles de la semana pasada se conmemoró el Día Internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer, una fecha que mediáticamente no fue cubierta como se debiera debido al deceso del astro del fútbol argentino Diego Armando Maradona y la lamentable partida del compañero de lucha, el Dr. Mireles, compañero combativo que enfrentó al crimen organizado de su estado, con dignidad y valentía.

Sin embargo es necesario tener presente que aún se tiene una deuda histórica con las mujeres, es necesario vivir y construir una nueva sociedad desde los procesos propios de la deconstrucción que todos los hombres debemos empezar a implementar en nuestro día a día, esto bajo la claridad de que el género masculino históricamente ha vivido bajo el claro privilegio en todos los aspectos de la vida.

Desafortunadamente este ejercicio de conciencia pocas veces se realiza o se pone en práctica dejando a la deriva y sin atención alguna diferentes puntos medulares para la creación de una nación más justa, equitativa e igualitaria, una nación que urge se reforma para que nadie sea excluido. 

Uno de los mayores males que aqueja a las mujeres es la desaparición forzada de personas en nuestro país, un delito que con el pasar de los años tristemente se ha normalizado y peor aún ha formado parte cotidiana de la vida de las y los mexicanos, esta complicada situación ha sido una constante en la agenda de riesgos que tiene el género femenino en nuestro país, este delito ha ido en franco aumento desde hace ya varios años y sumado esto, no es un fenómeno exclusivo de las mujeres también los hombres forman parte de la preocupante estadística relacionada con este acto delictivo que pareciera no tener fin. 

Nuestro estado vive también una complicada situación en materia de desaparecidos, desafortunadamente las administraciones estatales han hecho caso omiso a las cientos de demandas que los familiares de las víctimas han realizado desde hace ya varios años, teniendo como única respuesta una postura de oídos sordos para todas aquellas personas que de un momento a otro se ven en la necesidad de enfocar su vida a la búsqueda incansable para localizar a sus seres queridos. 

Por esta y muchas razones más entre las que se encuentra una deuda de hace años con las víctimas directas o indirectas de este penoso delito, es que el Gobierno de México que encabeza el compañero Presidente Andrés Manuel López Obrador ha mantenido los trabajos de búsqueda y localización de personas desaparecidas, revirtiendo de manera importante la tendencia teniendo como resultado un 21.58% menos de personas desaparecidas y no localizadas. 

Tan solo en lo que va del presente año 2020 han sido generadas más de 630 jornadas de búsqueda, lo que refleja el compromiso de la actual administración Federal con las familias afectadas y principalmente para darle solución real a un problema que desde hace años nos aqueja como pueblo. 

Vamos avanzando en materias sensibles, con ética y profundo compromiso, el Gobierno de la Cuarta transformación nacional está convencido que el camino al cambio siempre es de la mano de la gente. 

Comentarios