Hacia un nuevo Querétaro (V)

12/08/2020
04:29
-A +A

“La arcilla fundamental de nuestra obra es la juventud, en ella depositamos nuestra esperanza y la preparamos para tomar de nuestras manos la bandera” (“Che” Guevara) y, añado: El gallardete de la esperanza, del progreso y reconciliación nacional. Entiendo a un Querétaro que vive hoy etapas de antaño; su juventud es suplemento vitamínico de anémica rutina social; añejas costumbres adictivas de ver en los poderes fanático-político-religiosos, a las familias de alcurnia envilecida por una cleptocracia déspota, falsa, con doble moral padeciendo por sus actos del pasado. Hijos nacidos fuera del matrimonio; empero contraído éste en el vientre de una iglesia gobernante; o descendientes de parejas discordantes de costumbres depravadas y públicas, enteradas de vidas vecinales y preocupadas por esconder aquello notoriamente conocido, preocupados hoy por el alcance de la justicia Federal.

Envejecer bien, reclama dignidad y no, sobrevivir de remembranzas estériles, inútiles, perseverantes, condicionadas por antecesores, que entierran vivo el ayer. Los viejos queretanos de hoy, son algunos de los jóvenes rebeldes de antaño; los jóvenes de hoy, son presente, transforman el contorno y andamiaje de una nueva y moderna sociedad. Egresados de tecnológicos y universidades privadas o públicos, modifican su entorno con espectro amplio. La justa electoral del 2021 será determinada por la juventud y de manera primordial, por mujeres. Aire nítido, renovado para lograr el cambio; modificarán las actuaciones arcaicas de “las buenas conciencias” pues, con su determinación sólida, informada y libre de prejuicios llevarán al poder, a personajes con alta calidad moral, honestidad y afán de justicia social.

Enunció un Premio Nobel de Literatura: A ustedes, soñadores con menos de 40 años, les corresponde la tarea histórica de componer estos entuertos descomunales. Recuerden que las cosas de este mundo, desde los trasplantes de corazón hasta los cuartetos de Beethoven, estuvieron en la mente de sus creadores antes de estar en la realidad. No esperen nada del Siglo XXI, que es el Siglo XXI el que, espera todo de ustedes. Un siglo que no viene hecho de fábrica sino listo para ser forjado por ustedes a nuestra imagen y semejanza, y que sólo será tan pacífico y nuestro, como ustedes sean capaces de imaginarlo.

 

Desde luego [email protected] [email protected], usted tiene una mejor impresión.

 

 

 

Comentarios