Grandes pasos a la profesionalización | Querétaro

Grandes pasos a la profesionalización

Victoria Hernández García

La Liga Femenil se encuentra justo a la mitad del Clausura 2020, y hasta el momento los equipos con posibilidades de Liguilla son: Tigres, Atlas, Rayadas, América, Pachuca, Chivas, Cruz Azul y León, que se encuentran en las primeras ocho posiciones de la tabla. 

A lo largo de esta primera mitad del CL2020 hemos tenido sorpresas, equipos que si bien no se han ubicado en posiciones de Liguilla, aún luchan por el boleto a la Ffiesta Grande; sorpresas como la vivida la noche del lunes, cuando las chicas de Tijuana, quienes se encontraban por debajo de sus contrincantes, aun así  lograron vencer por primera vez al América (3-0). 

Resultados como este no se dan con tanta frecuencia, ya que la mayor parte del tiempo, los orotagonistas han sido Monterrey, Tigres, Chivas, Pachuca y América, dejando por debajo a los demás equipos, así como sus expectativas.

A lo largo de esta de esta columna, he descrito cómo algunas diferencias entre la Liga varonil y la femenil afectan el desarrollo de las chicas, y aunque puede resultar cansada la redundancia, es algo que necesita expresarse día con día en voz de todos, porque si no se hace hincapié en  los problemas presentes en la rama femenil, éstos nunca serán  resueltos y continuaremos con una Liga en la que las jugadoras no podrán desarrollarse como deberían.

Prueba de ésto, es el caso de las chicas de Pumas Femenil, de quienes hablé hace unas semanas atrás. Ellas, a pesar de militar en la Primera División, nunca habían jugado en el Estadio Universitario, algo de lo que se habían  quejado desde hace tres años, pero recientemente el tema fue sacado a la luz nuevamente y me da gusto decir que las Pumas jugarán por primera vez en el Olímpico Universitario el próximo 14 de marzo contra el Cruz Azul. 

Es por esto que debemos seguir tratando de mostrar estas debilidades de la Liga y buscar la mejora. Lo siguiente que considero necesario para que la liga pueda ser más profesional son las fuerzas básicas, en este caso, los jugadores desde pequeños tiene fuerzas básicas que van desarrollándolos, pasando por Sub-13, Sub-15, Sub-17 y Sub-20 para llegar hasta la Primera División, por lo que los jugadores que ya llegan a Primera, tienen un largo camino ya recorrido, sin embargo en el caso de las chicas, llegan directamente a la máxima categoría y no cuentan con la preparación que los hombre si tienen. Es claro que esto sucede por la reciente creación de los equipos, sin embargo la búsqueda e implementación de las fuerzas básicas, será uno de los pasos más importantes que llevarán a la liga femenil a una profesionalización similar a la del circuito varonil. 

Periodista deportiva 
Facebook: @VickyHG
Instagram: @vicky_hg00
Twitter: @VictoriaHG10

Comentarios