¿Se han dado cuenta de la importancia de estar cerca?

Estimados lectores, esta es mi última columna del año, este es un espacio en el que he buscado compartirles una perspectiva millennial sobre aquellos temas que considero relevantes, sin embargo, creo que este fin de año 2020 es la oportunidad para compartirles además de una opinión, una importante invitación.

Es común que al finalizar el año hagamos un balance sobre aquello que aconteció, las experiencias que vivimos, las personas que conocimos y los lugares que visitamos, pero en este 2020 muchas cosas fueron diferentes y la mayor parte del año pareció estar repleto de malas noticias, sin hacer mucho esfuerzo, además de la pandemia por el Covid-19, este 2020 fue marcado por conflictos sociales, desastres naturales y guerras comerciales, por ello, para muchos, el balance del año muy seguramente resultaría en términos negativos.

Pero como lo he expresado en entregas anteriores, la generación millennial no se desanima en lo momentos complicados, al contrario, vemos los retos con ánimo y con entusiasmo, nos emociona saber que después de superar un desafío, seremos mejores personas, más sabios, más fuertes y más conscientes. 

Así es como debemos ver el 2020, hagamos el esfuerzo por encontrar aquello positivo que nos dejó el año, estoy seguro que si lo intentamos nos daremos cuenta que pese a todo lo negativo, hubo muchos aprendizajes, muchos descubrimientos, nuevas amistades y nuevas experiencias.

Te invito a que despidamos este año 2020 con gratitud, el tiempo de quejarnos quedo atrás, de poco sirve reprochar y lamentarnos por los problemas, es momento de dar gracias, en lo personal quisiera iniciar por agradecer al periódico EL UNIVERSAL Querétaro por la oportunidad de compartir mi opinión en una plataforma tan importante como esta y agradecerte también a ti que me lees quincenalmente en este espacio.

También me despido del 2020 agradeciendo que me hizo repensar en lo que verdaderamente importa y replantearme el significado de las pequeñas cosas que nos suceden en la vida.

Un abrazo, un beso, tomarse de la mano, cosas tan sencillas que por mucho tiempo dábamos por sentadas y que no tenían mayor trascendencia, hoy tienen un valor incalculable.

La idea de estar cerca ha adquirido un nuevo significado, entendimos que las personas son lo más importante, que ninguna oficina, ninguna fábrica y ninguna escuela tienen razón de ser sin las personas.

Y ustedes, ¿Se han dado cuenta de la importancia de estar cerca? Gracias por eso 2020.

Les deseo que este 2021 estemos más cercanos y más unidos, con aprecio Rodrigo.

Comentarios