Galimático el asunto Cienfuegos

Héctor Parra Rodríguez

Galimatías diplomático, político y jurídico el caso Cienfuegos. Diplomáticamente nunca informaron el por qué los norteamericanos decidieron que se juzgara al General Salvador Cienfuegos en México, fue regresado a su país después de su detención. Asunto galimático. Fue una “especie de desistimiento de la acción penal”, autoridades judiciales mexicanas no reclamaron. Junto con el General enviaron enorme expediente de documentos que adolecen de nulidad en México, por el cómo los norteamericanos las recabaron. Grabaron “conversaciones telefónicas escritas” de supuestos delincuentes, que involucraban al General, según versión de Mike Vigil, ex jefe de operaciones internacionales de la DEA. El colmo, ilegalmente el gobierno de Amlo, por medio de Ebrard, desvela las pruebas del expediente, exhiben las deficiencias de la DEA (apoyo a los delincuentes) ¿Y la FGR?

No existe precedente al de Cienfuegos. Que las autoridades norteamericanas voluntariamente regresen a territorio mexicano un “presunto delincuente”, para ser enjuiciado en México, con pruebas obtenidas en aquella nación acorde a sus leyes. Jurídicamente inentendible. México siempre ha extraditado a mexicanos para ser procesados por los norteamericanos. Ellos aportan sus pruebas, juzgan y sentencian. Por ello la interesante confusión en el asunto Cienfuegos.

Los norteamericanos “condicionaron” la entrega de Cienfuegos para ser juzgado con base en ilegales pruebas que ellos recabaron en suelo extranjero, invadiendo espacia aéreo mexicano, sin autorización de autoridades judiciales. En México no existen pruebas que inculpen al General; no era investigado, menos orden de aprehensión. Por eso llegó directo a su casa y no a un reclusorio. Advirtieron al General “que estaba bajo investigación”, acto jurídico inexistente en nuestra legislación ¿advertir que es investigado?

Después de analizar los documentos enviados por los norteamericanos ¿serían apostilladas?, la FGR, determinó la inexistencia de pruebas idóneas . ¡El acuerdo causó enorme “revuelta”! Los norteamericanos amenazan con volver a iniciar el proceso en contra del extraditado. Sin conocer más que las versiones de la FGR, esta tiene la razón jurídica. “Los documentos son nulos”. La FGR no tiene pruebas para inculpar al General. López Obrador, ilegalmente muestra las pruebas de la DEA, lo cual tiene prohibido: no es su jurisdicción ¿Qué hay detrás del desorden generado por el gobierno de AMLO?

 

 

 

 

Comentarios