Futuro del Derecho del Trabajo (VI)

Filiberto López Díaz

Vaya que fue buena idea, promovida por nuestro secretario del Trabajo, Mario Ramírez Retolaza, y concretada por Pancho Domínguez (en su sprint político), la apertura, por cierto, en un lugar bastante incómodo para su acceso, de la nueva junta especial número 06 de la local de conciliación y arbitraje. Ignoro si el gobierno del estado, adquirió el predio o lo renta, ya que antaño en el sitio se encontró la ferretería de don Jesús Oviedo cuyos hijos (2), tuve de alumnos en el ITESM-QRO. Y, hablando de alumnos, en la junta en comento, laboran también dos ex alumnos de suscrito: Emanuel Hernández y Ana Laura Jiménez, excelentes y honestos profesionistas; situación que incrementa nuestra confianza en la institución. Digo que, la ubicación de la Junta es bastante incómoda, aun cuando la junta en su totalidad, ha dado bastante celeridad a los juicios que les compete, pero no tienes en dónde estacionarte y si, por desgracia te señalen, por ejemplo, una audiencia a la 9 y otra a las 9:30 hrs en una junta distinta, ubicada en Pasteur Sur, como litigante y tus abogadas, deben de tener el don de la ubicuidad y estar en dos lugares distantes y diferentes... ¡al mismo tiempo!

El desarrollo de la informática va a la velocidad de la luz; por ende, la Justicia Laboral no se puede rezagar. Consciente soy, de que no tenemos en nuestro país, un Silicon Valley, empero, la voluntad política y por supuesto, el presupuesto, dan un ejemplo palpable para seguir sus pasos a la era actual. Luisa María Alcalde L., secretaria del Trabajo y Previsión Social, hace unos días en Campeche, una de las 8 entidades en las que el nuevo modelo laboral operará a finales de este año, se percató de la clasificación y digitalización de archivos registrales de la junta. En reunión con Carlos Miguel Aysa, el gobernador de la entidad, Luisa María reconoció que Campeche tiene la armonización legislativa lista para permitir el funcionamiento adecuado del Centro Estatal de Conciliación y los Tribunales laborales locales es decir; en Querétaro, tenemos poco tiempo para hacerlo, pero si no iniciamos hoy la tarea de modernizar nuestros sistemas de Justicia Laboral, el futuro no nos pertenecerá y menos a nuestras juventudes, que al parecer, ya nacen y viven con un chip integrado y así, los trabajadores no tendrán que esperar años para que se le haga Justicia. (Fin)

 

 

Comentarios