Fracaso anunciado de la consulta popular

Héctor Parra Rodríguez

Problemas sin resolver revientan la consulta popular de AMLO. Es un hecho que el primer “experimento democrático” no alcanzará el objetivo del 40% de participación de empadronados que exige la Constitución, no acudirán a las mesas receptoras para recoger la “voluntad popular”. Con la participación de 11 partidos políticos con registro nacional, más los locales, casi 20 mil cargos de elección popular en juego y dos meses de campañas promoviendo el voto, apenas alcanzaron el 52.66% de participación de una Lista Nominal de poco más de 93 millones de electores. 

En el inter de la campaña del INE, promoviendo la participación ciudadana, se suma la campaña de mentiras de Morena y el mismo Presidente; concomitantemente se han desarrollado eventos que trastocan el objetivo del AMLO. Los mismos “servidores de la nación” se han levantado en queja por la falta de pago salarial y el maltrato de los superiores; las manifestaciones de los padres de los niños con cáncer por la falta de medicamentos y las mentiras; las derrotas judiciales del Presidente y Morena en distintas salas del TEPJF; el crecimiento de la masa de pobres que rebasa los 10 millones de mexicanos; la insospechada e increíble escasez de medicamentos; la falta de crecimiento económico; el pésimo manejo de la pandemia; el imparable crecimiento de feminicidios y homicidios; la galopante inflación, etcétera. 

Los graves problemas se suman a la intrascendente consulta. El Presidente sabe que no logrará la meta de los más de 37 millones de electores, para hacer vinculante la incomprensible pregunta. Razón por la que volvió a su campaña de desprestigio en contra de las instituciones electorales. Se sabe perdido e insiste en la desaparición del INE, coordinador de los trabajos de la insulsa consulta popular.

Regresó a las calumnias, despotrica por las multas impuestas a los transgresores de la ley, como fue el caso del gobernador electo de Nuevo León y del Verde por utilizar ilegalmente a “influencers” el día de la jornada electoral. 

Luego, desde el extranjero se burlan de la consulta promovida por AMLO, homologando su politiquería con la manera de hablar de Cantinflas, derivado de la pregunta que no cumple con el rigor para una real consulta, solo alcanza para el capricho del Presidente. En tiempos de austeridad se gastan más de 500 millones de pesos. Para desgracia de titular del Poder Ejecutivo, se desató una campaña ciudadana en redes sociales para promover la no participación el próximo domingo 1º de agosto. Fracaso anunciado de la consulta popular.   

Analista legislativo. @HectorParraRg

Comentarios