En construcción | Querétaro

En construcción

Agustín Dorantes

La mujer, cuando participa en el mercado laboral, colabora con el ingreso familiar

Septiembre es nuestro mes patrio y es muy especial  todos los mexicanos, pero lo es doblemente para los queretanos, porque fue en nuestra tierra donde tuvo lugar la conspiración que se convirtió en Independencia.

Desde esas épocas, durante el nacimiento de la patria, las mujeres ya se habían ganado un lugar muy significativo que sería trascendental para la historia de Querétaro y de México. Doña Josefa Ortiz de Domínguez, a quien la historia conoce como “La Corregidora”, tuvo un papel clave en el inicio de la lucha, pues, como sabemos, fue ella quien avisó al cura Miguel Hidalgo que la conspiración había sido descubierta, lo que obligó a adelantar el inicio de la lucha de Independencia, lo cual, muy probablemente, salvó al movimiento entero.

Por su participación en la Independencia de México, La Corregidora es reconocida como Madre de la Patria y sus restos descansan en el Panteón de los Queretanos Ilustres, ubicado en nuestra capital.

Las mujeres tienen muchas capacidades y talentos que aportar a nuestra nación. Es muy claro que, si gana la equidad de género, gana México también. Es necesario promover a las mujeres en más posiciones de poder y liderazgo para llegar a una participación igualitaria en la vida pública del país, esa es la clave para detonar un desarrollo incluyente y sustentable.

Por otro lado, la mujer, cuando participa en el mercado laboral, siempre colabora con el ingreso familiar, para tener mejor alimentación, más salud y educación; y esto es un impulso social invaluable para abatir la desigualdad. Además de lo anterior, cuando hay una madre trabajadora en el hogar, no solamente se mejoran las condiciones de vida de los hijos, sino que al mismo tiempo se construye una visión más incluyente y positiva respecto del rol de la mujer en la sociedad.

Es celebrable que las mujeres estén conquistando posiciones de poder, aumentando su participación y ejerciendo con más plenitud sus derechos. En la vida política tenemos ejemplos importantes. En la Cámara de Diputados, a partir de 2021, existe paridad de representación entre géneros, y en el Senado actualmente las mujeres tienen una presencia de 49.2%. En cuanto a los congresos locales, a partir de 2015, existe la paridad y en ocasiones son las mujeres quienes tienen más representación.

Para este 2022 tendremos por primera vez en la historia un total de nueve estados de la República siendo gobernados por mujeres, lo que en número de habitantes representa una población aproximada de 26 millones 547 mil 841 personas, aproximadamente.

Las mujeres de los años 1800 y de 1900 se sentirían orgullosas de lo que, con su esfuerzo (sumado al de las mujeres de la época actual), han conseguido. Sin duda, hay muchos logros en materia de equidad; no obstante, también existen muchos desafíos que conquistar. En la iniciativa privada, por ejemplo, aún hay rezagos para promover la participación de la mujer en puestos directivos y de mayor poder de decisión.

En el futuro, los esfuerzos de las mujeres de hoy, darán como fruto una sociedad más justa sin necesidad de que las leyes lo impongan. Todos tenemos responsabilidad para alcanzar la equidad de género y crear una realidad más favorable para el desarrollo pleno de las mujeres, donde vivan libres de violencia, de acoso y de discriminación.

¡Apoyar a la mujer es apoyar el desarrollo de México, porque ellas son la columna vertebral de nuestro país!

Comentarios