22 / junio / 2021 | 00:30 hrs.

El unicornio mexicano

Rodrigo Ruiz Ballesteros

Los unicornios son animales mitológicos protagonistas de numerosas leyendas, cuentos e historias fabulosas, pero en el mundo del emprendimiento  protagonizan otro tipo de historias,  de startups tecnológicas, innovadoras y exitosas.

El término fue empleado por primera vez en noviembre de 2013 por Aileen Lee, fundadora de Cowboy Ventures, haciendo referencia a aquella compañía tecnológica que alcanza un valor de mil millones de dólares, este tipo de empresas son, en su mayoría, fundadas por jóvenes y generan un cambio de paradigma en el mercado en donde surgen, algunos ejemplos de este tipo de empresas son Uber, Airbnb o Spotify.

En medio de las dificultades surgidas por la pandemia del Covid-19 todo podría apuntar a que nos encontramos con un escenario complicado para el emprendimiento, mucho más complicado para pensar en un unicornio mexicano; sin embargo, el año pasado una startup mexicana demostró que los momentos de crisis son también de grandes oportunidades.

En octubre del año pasado, la empresa Kavak se convirtió en el primer unicornio mexicano, alcanzando una valuación de mil 150 millones de dólares.

Kavak es una compañía de compraventa de autos seminuevos por internet, fue fundada en 2016 por Carlos García Ottati, Roger Laughlin y Loreanne García, tiene un modelo de negocio digital disruptivo basado en la adquisición de coches a particulares, para posteriormente reacondicionarlos en sucursales propias y ofrecerlos para su venta al público, con todas las garantías de seguridad y funcionamiento, y un completo servicio de financiamiento y post-venta, hoy emplean a más de 2 mil 500 personas y tienen operaciones en Argentina y próximamente en Brasil.

La historia de Kavak es el ejemplo perfecto de cómo se puede convertir una mala experiencia de usuario en una idea de negocio exitosa, con creatividad, innovación y el uso de la tecnología, Kavak ha convertido la compra-venta de autos usados en un proceso confiable, sencillo y 100% digital, encontraron como aportar valor a un gran mercado que en un 80% funciona bajo la informalidad, solamente en México se venden más de 7 millones de autos seminuevos al año.

El fin de semana visité las oficinas de Kavak, en la Ciudad de México, y platique con su director de operaciones, Federico Ranero, y más allá de los aspectos técnicos u operativos de la empresa, lo que me gustar destacar en este espacio es la visión que comparten quienes están al frente de ella, tienen un objetivo claro, el de llevar a Kavak a una escala global, expandirse y ser los número uno para transformar el mercado mundial de la compra-venta de autos usados y creo que de eso se trata el emprendimiento y esa es la visión que tiene nuestra generación, no nos conformamos con lo que ya hemos conseguido, queremos ir por más y transformar el mundo.

No tengo duda que empresas como Kavak son el futuro del emprendimiento en nuestro país, muchas gracias Kavak, su historia y sus logros inspiran el futuro de México.

Síguelos en sus redes sociales como @kavak.com y en su plataforma web www.kavak.com.

Comentarios