El toro y el ganadero embisten al INE

Salvador García Soto

Las expresiones e incitaciones a la violencia de Félix Salgado Macedonio en contra de los consejeros electorales del INE y sus amenazas de sabotear las elecciones en Guerrero si él no es candidato, no pueden tomarse solo como un desliz o un exceso verbal del político morenista. Detrás de ese discurso violento y pendenciero está no sólo la personalidad rebelde y rupestre del autonombrado “Toro sin cerca”, sino también está la responsabilidad del presidente López Obrador que, al defender y sostener contra todo a Salgado, se ha convertido en el ganadero que azuza al bovino embravecido y a todo el rebaño morenista a que embistan contra la autoridad electoral a la que él mismo desprecia y descalifica.
 
Sólo que López Obrador azuza al toro desde la comodidad de su jaula que es Palacio Nacional y con la inmunidad que le otorga el poder presidencial, un poder que tristemente está siendo utilizado para desacreditar e intentar someter a las autoridades electorales, tanto al INE como al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. El propio mandatario encabeza y dirige la embestida contra las instituciones comiciales, en un intento por evitar que los organismos y funcionarios que deben vigilar la legalidad, equidad y normalidad de los comicios, no le apliquen la ley al partido gobernante ni a sus candidatos, so pena de ser llevados a la pira pública y acusados de favorecer a la oposición.
 
El problema es que los ataques del presidente, que se repiten todos los días expresando su desconfianza y malestar contra las autoridades electorales, está empezando a tomar niveles preocupantes al tomar tintes de violencia políticaal emitirse mensajes y amenazas que incitan a la violencia e incurren incluso en conductas tipificadas como delito en las leyes penales y electorales. Porque ya no es sólo que el dirigente nacional de Morena, convertido en un vil golpeador, vocifere con prepotencia que su partido puede “desaparecer al INE” si no satisface los caprichos del oficialismo, sino que ahora un político al que López Obrador defendió y protegió, como Félix Salgado, anuncia que conoce “las direcciones particulares” de los consejeros electorales y amenaza directamente al consejero presidente Lorenzo Córdova, al que se refiere como “cabroncito”, con ir hasta su casa y llevar a sus huestes para ajustar cuentas si el INE le ratifica la cancelación de su candidatura.
 
Una amenaza tan directa y pública a la integridad de un funcionario público y a su derecho a la privacidad y la intimidad no sólo está tipificada en el Código Penal Federal que en su artículo 209 dice textual: “Al que amenace. Otro con causarle mal en su persona, bienes, honor o derechos de alguien con quien esté ligado por algún vínculo, se le impondrá de tres meses a un año a tres meses de prisión o de noventa a trescientos sesenta días de multa”. Pero también en la Ley General en Materia de Delitos Electorales, se contempla como delito electoral las dos amenazas que en las últimas horas profirió Salgado Macedonio: por un lado, el no permitir que haya elecciones ni votaciones en Guerrero si él no aparece como candidato, está penado en el artículo 7, párrafo 4: “Se impondrán de cincuenta a cien días de multa y prisión de seis meses a a tres años a quien: Obstaculice o interfiera con el desarrollo normal de las votaciones, el escrutinio y el cómputo o el adecuado ejercicio de las tareas de los funcionarios electorales…”. El mismo artículo agrega más adelante: “La pena se aumentará hasta el doble cuando se ejerza violencia en contra de los funcionarios electorales”.
 
Tan graves son las amenazas y bravuconadas de Félix, que ayer hasta la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, tuvo que salir a condenar las expresiones del morenista al que, sin atreverse a llamarlo por su nombre, le pidió en “un llamado enérgico a mantener las diferencias dentro de la legalidad y el respeto mutuo, tanto a las instituciones como a los servidores públicos”. A lo más que se animó doña Olga fue a arrobar en su tweet al @PartidoMorenaMx para que se entendiera a quién se dirigía su llamado. El problema es que no es la primera vez que la secretaria de Gobernación tiene que salir a enmendarles la plana a los morenistas e incluso al mismo presidente, a quien difícilmente, ni la exministra ni ninguno de sus colaboradores y secretarios, tiene el valor de decirle que está mal y que no puede ser tan irresponsable de atacar al INE y azuzar a la violencia y a un toro bruto.
 
La mejor definición de lo que ocurrió ayer con las amenazas de Salgado Macedonio, que abonan al arranque de campañas electorales más caótico y enrarecido que hayamos presenciado los mexicanos en los últimos 30 años en los que despuntó la democracia electoral en México con el surgimiento del IFE, ahora INE, la dio ayer el escritor y compañero de páginas en EL UNIVERSAL Guillermo Sheridan, quien resumió a la perfección en un tuit lo que sucede: “Habló el toro (pero pensó el ganso…). Eso es lo realmente peligroso en estas elecciones estratégicas, que detrás del rebaño embravecido y fanatizado, dispuesto a reventar la democracia si ésta no les favorece, está el ganadero que los manda y pastorea".

NOTAS INDISCRETAS…

La gravedad del tema de los libros de texto gratuitos que fueron modificados al vapor por un grupo de personas desconocidas que respondieron a una convocatoria abierta, no radica sólo en lo que ya adelantó el presidente López Obrador el fin de semana en Puebla y ayer en la mañanera: que quiere introducir su propia versión de la historia patria y meter en los libros escolares a varios héroes, fechas y pasajes que fueron eliminado por los “teóricos neoliberales”. Hasta ahí el hecho es delicado, pero donde toma niveles de alarma es cuándo se ve los grupos radicales que están detrás de estos cambios a los contenidos educativos oficiales para la educación básica. La señora Beatriz Gutiérrez Müller es la cabeza de una de las alas más duras y radicales en el gobierno de su esposo, pero ni siquiera es ella la figura que esté teniendo más influencia a la hora de definir cuál será la nueva orientación de la educación pública y la enseñanza de los niños mexicanos. La figura de MarxArriaga, el polémico funcionario, ex director de Bibliotecas y autor del discurso misógino contra las mujeres feministas a las que pidió “leer si quieren tener cultura”, aparece como quien lanzó la convocatoria para que, supuestamente durante dos meses se inscribieran todos aquellos que quisieran opinar y aportar a los nuevos contenidos de los libros de texto de primaria. Además de la opacidad y la inexplicable premura con la que se hizo ese proceso que normalmente llevaría mucho tiempo más para un tema tan delicado como modificar contenidos educativos, está el dato de que Arriaga es un ferviente estudioso y admirador del filósofo y crítico literario ruso, Mikhail Bakhtin (1895-1975) quien inspirado en las ideas de Karl Marx, de Dostoyevsky, de Kierkegaard y de Kant, entre otros, desarrolló teorías pedagógicas y filosóficas que fueron implementadas en el modelo de educación comunista de la desaparecida Unión Soviética. Sus teorías, conocidas como el DialoguismoCrítico, la Heteroglosia y la Cronotopia, inspiraron las ideas filosóficas y pedagógicas dominantes en el modelo soviético e influyeron también en la exportación del modelo comunista a otros países de Europa del Este. Este filósofo post-marxista y estructuralista, que retoma ideas de Nietzsche y de Dostoyevsky, es una de las influencias que está siguiendo el señor Marx Arriaga para moldear los nuevos contenidos educativos que se busca impartir a los niños mexicanos. El problema de ideologizar la educación pública en México no son sólo los riesgos que conlleva para toda una generación que pueda ser enseñada y educada con contenidos ideológicos y políticos, sino que lo más grave es que llevar cualquier ideología a los contenidos educativos viola expresamente el artículo 3o. Constitucional que con toda claridad en su párrafo Cuarto y la Fracción II completa dice que las bases de la educación pública que se imparta en México deben ser estrictamente científicas. ¿Van a violar el artículo 3o. con el pretexto de poner a los héroes que le gustan al presidente?... Los dados mandan Escalera doble. Subida.

Comentarios