El retorno esperado

Jorge Gutiérrez de Velasco

Como muchas instituciones de educación superior en el estado, nos alistamos para el regreso paulatino a la actividad presencial, para ello uno de los primeros pasos es el retorno organizado de los compañeros y trabajadores administrativos, que, una vez vacunados y con las condiciones sanitarias de nuestra entidad, retornaremos y probaremos todos los protocolos, haciendo seguimiento a través de comités de salud y evaluaremos nuestras instalaciones ya modificadas o en proceso de serlo. Las expectativas son altas.

El pasado viernes 11 de junio fue un tanto peculiar, por dos cosas, primero porque con la intención de transmitir un comunicado de retorno a las actividades, organizamos una video reunión con más de 170 compañeros a quienes “saludé virtualmente” y transmití con los argumentos y sobre todo con la emoción y certeza que nos ha permitido reconocer que nuestra institución, como muchas otras, sobrevivimos al encierro, a la adaptación de nuestras actividades por medios electrónicos. No ha sido fácil, pero el retorno es igual de necesario como lo fue la determinación y encierro en marzo del año pasado; la segunda peculiaridad del pasado viernes fue que cumplí 16 años en este increíble proyecto aeronáutico en el que aún me encuentro viviendo una de mis pasiones, la educación.

La convergencia de pensamientos al recordar un año más volando en este sector, con mas amigos y tareas que nunca, se junta con la emoción por la víspera por el regreso del enclaustramiento que vivimos hace casi catorce meses. Compartía yo a mis compañeros que al igual que fue difícil adaptarse al encierro, a los retos de la conectividad o la convivencia del trabajo en casa con el componente adicional de que, en la mayoría de los casos, todos los miembros de la familia, juntos, vivieron de igual manera el reto de adaptación, es tan retador como el iniciar el retorno paulatino. Pero debemos empezar.

En este martes #DesdeCabina mi admiración y reconocimiento para los que sobrevivimos los más cruentos meses de pandemia, de aislamiento de todo y de todos; la adaptación no fue fácil, pero lo logramos, por eso mismo anticipo que enfrentaremos retos interesantes, que violentaran con toda seguridad la condición que hemos vivido por más de un año, retos que pondrán a prueba nuestra resiliencia, voluntad y ganas de salir adelante. Estoy seguro que saldremos avante, como tantas otras ocasiones lo hemos hecho.

Hoy que iniciamos el retorno, llegan a mi mente, todas esas ocasiones en que sin darnos cuenta o sin querer reconocernos, nos resistimos, nos adelantamos al trayecto mismo, al reto venidero, a dar ese paso sobre el primer peldaño de la escalera, o aventurarnos en esa bajada cuya longitud desconocemos, pero que sin duda nos acercará a nuestra meta, rompiendo la inercia que provoca el miedo a lo que no podemos controlar, pero que de muy diversas formas anhelamos desde el fondo de nuestro ser, el volver a la vida como la conocíamos.

En el fondo de mi existen temores, como cualquiera de los que volverán por primera vez después de más de un año, sin embargo, aquello que añorábamos, de lo que tanto se discutía presencialmente o a distancia en corrillos familiares, laborales o personales, era ¿cuándo volveremos?. Hoy por fin estamos ante el retorno esperado, y nos va a ir muy bien. 

@Jorge_GVR

Comentarios