El Origen | Querétaro

Cuando hablo de origen o raíz, me refiero a muchas cosas, ¿cómo nos hemos desarrollado en el área neurológica, antropológica, comportamental, lingüística y corporal? Entre muchas otras. La semana pasada leía un meme de cómo ha cambiado el comportamiento respecto a los hijos con sus padres, desde el lenguaje, hasta la actitud, nos dirigimos a ‘Padre’ de usted, nadie se paraba de la mesa hasta que no acabara, le servían de comer, y se le tenía un respeto se puede decir militarizado, rígido; después pasó a ser ‘Papá’. Había más comunicación, seguía existiendo mucha disciplina y respeto pero había más interacción. Después pasó a ser ‘Papi’, donde verdaderamente era un amigo, pero dejaba de ser padre, y se convierte en un “Sálvame de todos mis desastres y cumple porque eres mi Papi”, y ya el ‘Pá’… Decía que ‘pá nada me sirves’, en verdad me reí, y me hizo reflexionar cómo de origen, unos pensarán que alguna de estas etapas es la correcta, y puedo decirles que todas tienen su parte correcta/positiva, y su parte incorrecta/negativa. 

Todo tiene pros y contras, y tenemos que pensar que unas nos van a brindar ciertas restricciones y libertades; el que nació en la época en que al ‘Padre’ se le ofrecía el mayor respeto existente en la tierra, aprendieron a tener un Alpha en casa, que los proveía de lo necesario para vivir, pero había que someterse a su voluntad; en la siguiente etapa, que se convierte en no tan disciplinado, pero se suscitaba una experiencia en la que había más interrelación emocional, más contacto físico, pero menos disciplina, así es que en cada etapa existen criterios que nos llevarán a ser mejores y peores en cada evento. He comprendido a través de la experiencia de vida que todo tiene pros y contras, y que debemos concentrarnos en que todos los estímulos harán que nuestros sistemas se organicen de tal manera que nos ayuden a  salir adelante, y todos brindan posibilidades e imposibilidades.

Pero la raíz, la materia prima, o llámale como más te guste, es que todos somos seres sociables, con un solo cuerpo, que  es una pieza que contiene millones de éstas. Y que los dos primeros años de vida, en lo estructural, emocional, físico y mental, es cuando generamos los cimientos. 

Los seres humanos tenemos necesidades atemporales; siempre necesitamos amor, y al prójimo, somos sociables, sabemos por instinto que debemos ser aceptados por esa sociedad para sobrevivir, y nos comportamos distinto dependiendo de con quien estamos, y esto no significa que seas diferente, o que no seas tú mismo, pero no te comportas igual con tu abuelita que con la novia, o en casa de tu mejor amiga o en tu casa. Esto sucede de origen para ser aceptados en esa comunidad y poder sobrevivir.

Si pensamos que dependiendo con quien estemos nos vamos a comportar distinto, también esto tiene que ver con nuestras posturas diarias, con las posturas que tu cuerpo entienda que lo van a dejar sobrevivir más.

Es por ello la importancia de entender que la postura está completamente relacionada con nuestro comportamiento, y si en todos los procesos de supervivencia (todos los días nuestro cuerpo amanece y despierta porque sabe que tenemos que llevar comida a la boca y nos da muchas hormonas, neurotransmisores, bioquímica, para salir adelante). Su postura y comportamiento se deben a esto, si tienes un dolor de espalda, cuello, rodillas, pies, estómago, cabeza, etcétera, y te quieres rehabilitar con ejercicios solamente, tienes sólo un 30 % de posibilidad de curarte para siempre, porque NO llegas al origen o raíz, si en tu día a día haces cambio de hábitos que te lleven a poder comunicarse, expresarse y ser feliz, tienes un 96 % de curarte, y esto es lo que hacemos en método y’u® te enseñamos cómo en tu vida contemporánea te adaptas y siempre ganas.

Creador del método y’u® 
y autora de Kidpilates®

Comentarios