El México del futuro

Jorge Nuño Jiménez

Esta entrega es la culminación de la serie: el poderío marítimo mexicano. A manera de conclusión enumerare sin recurrir a hipérboles las enormes oportunidades para México en esta época de incertidumbre, crisis de pandemias mundiales. Más que un obstáculo veo un reto, una oportunidad para proyectar a la República Mexicana como un país fuerte, poderoso, digno y respetado en el concierto de naciones.

Reiterando: toda crisis es oportunidad. Contempló una mano firme del timonel que ha cambiado el rumbo del barco, no escucha el canto de las sirenas, siembra semillas del progreso, planeando y desarrollando el México del futuro. Es el momento de impulsar al país entero, con proyectos de infraestructura integradores con voluntad política. Es momento de sumar el poderío de la Marina mercante, que ha trabajado separado avanzando a paso de cangrejo. Esta es la oportunidad para impulsar con visión de Estado a nuestro país entero, con la ejecución de proyectos que traerán bienestar y desarrollo a la población como son: Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, Tren Maya, Refinerías, Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, nuevas autopistas como Barranca Larga Ventanilla, Mitla-Tehuantepec, Puerto Escondido-Huatulco y Acayucan-La Ventosa. Estas autopistas formarán un circuito que mejorará la conectividad en una de las zonas estratégicas más olvidadas: el Istmo de Tehuantepec. Además, están los caminos de mano de obra en Oaxaca y el Programa de desarrollo y fortalecimiento urbano. Este conjunto de obras, son representativas del nuevo espíritu con un nuevo pacto social, columna vertebral integradora del sureste y todo México.

Después de 100 años. Asistimos a la materialización de un corredor multimodal que unirá a dos océanos. En 2023 comenzará a operar el tren interoceánico, hará realidad viejos sueños, con la conexión comercial entre Asia, Estados Unidos, será más rápido, más barato, con beneficios fiscales para industrias que se establezcan a lo largo de esta ruta, detonador de nuevos empleos de empresas de alta tecnología tanto mexicanas como extranjeras.

En el contexto actual el Estado mexicano tiene una gran oportunidad de erigirse como potencia comercial desarrollando su poder marítimo. El gobierno tiene las facultades para integrar este sector, satisfaciendo necesidades y demandas de todas las entidades federativas, con una nueva marcha al mar en beneficio económico, social y militar.

Este es el campanazo, el llamado a flotas mercantes con bandera mexicana, atuneras, camaroneras, cruceros y transportes que no tengan miedo y se sume a este esfuerzo.

 

 

Director general del Centro de Estudios Económicos y Sociales del Tercer Mundo

Comentarios