El juego de Dante

Salvador García Soto

En dos ocasiones, en menos de 24 horas —primero el sábado en Baja California y luego ayer lunes en su conferencia mañanera— el presidente López Obrador cuestionó la posible alianza entre el PAN y el PRI para enfrentar a Morena en la elección por la gubernatura de ese estado: “Van juntos contra nuestro proyecto. Imagínense la dicha enorme que me produce el tener la razón histórica”, dijo el mandatario, que en sus comentarios dejó ver claramente la preocupación que causa en Palacio Nacional cualquier intento de coalición entre los opositores, durante los próximos comicios.

López Obrador sabe muy bien, porque así se lo han dicho y demostrado sus asesores con base en las encuestas, que una alianza opositora amplia, que abarque lo mismo al PRI, que al PAN y a Movimiento Ciudadano, sumados con lo que queda del PRD, representa el único contrapeso real que puede evitar que Morena se alce fácilmente con la mayoría en la Cámara de Diputados y arrase en la mayoría de las gubernaturas. Por eso, no de ahora, sino desde hace meses, desde la Presidencia operaron para tratar de disuadir y romper una gran alianza opositora, lo mismo con estrategias tan burdas como la exhibición de un supuesto BOA, que con presiones, amenazas y amagos a los dirigentes nacionales de algunos partidos de oposición.

Es en esa lógica que llama poderosamente la atención la posición que ha asumido Movimiento Ciudadano, y particularmente su exdirigente nacional y fundador Dante Delgado, quien ha impuesto la idea de que su partido vaya solo y no en alianza con otras fuerzas, en la búsqueda de las principales gubernaturas del próximo año. La posición de Dante rompe con la posibilidad de alianzas opositoras que pudieran ser ganadoras, para buscar una inexplicable competencia de MC solo, en estados donde claramente no tiene ninguna posibilidad de ganar.

El caso más claro del extraño juego del senador Delgado Rannauro es Nuevo León donde se había planeado y operado una gran alianza de todos los partidos PAN-PRI-MC y PRD para postular a Luis Donaldo Colosio, como un contrapeso a la candidatura de Clara Luz Flores con Morena y sus aliados. La gran alianza opositora estaba caminando, hubo pláticas y acercamientos incluso con la participación del gobernador independiente Jaime Rodríguez “El Bronco”, pero hace un par de semanas, sin avisar MC rompió las negociaciones y anunció su intención de postular solos a Colosio, previo un proceso interno contra el senador Samuel García. ¿A qué le tira Dante rompiendo una alianza ganadora para postular a un buen candidato que, sin embargo, difícilmente ganará solo con MC?, se preguntaron en Nuevo León.

La misma pregunta se la han hecho también otros grupos dentro de Movimiento Ciudadano. No entienden cuál es la lógica de que su partido abandone una alianza con otros partidos que le puede dar un crecimiento exponencial en la República durante los próximos comicios de 2021 para apostar a una competencia individual en la que no está claro que MC tenga la presencia y la fuerza para ganar posiciones solo en los estados que elegirán gobernador. No todos en MC ven bien esa política antialianzas. El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, y el coordinador nacional, Clemente Castañeda, han empujado en sentido contrario a Dante, bajo la premisa de que la coalición opositora es lo único que puede frenar a Morena y a AMLO en su intento de ratificar su mayoría parlamentaria el próximo año.

Dante Delgado fue un aliado incondicional y amigo cercano de López Obrador en sus campañas de 2006 y 2012, con Convergencia y el llamado Movimiento Naranja, pero para 2018, ya con Movimiento Ciudadano, no quiso aliarse con Morena en 2018 ni apoyar la candidatura lopezobradorista que lo llevó a la Presidencia de la República. Desde entonces ha tenido posiciones públicas críticas hacia el presidente, a quien le ha mandado un par de cartas en las que cuestiona las políticas y decisiones del tabasqueño, aunque eso no siempre coincide con las posiciones y los votos de la bancada de MC en el Senado, que él coordina, y que en varias ocasiones y, sobre todo en temas importantes, rompe el bloque opositor para apoyar a Morena o abstenerse.

“Dante es muy duro y crítico con Andrés Manuel en sus cartas, pero a la hora de votar en el Senado es bastante suavecito”, le escucharon comentar no hace mucho al gobernador jalisciense, en algo que cuestiona si el fundador de MC está realmente confrontado con el presidente, o si existe entre ambos políticos, una especie de acuerdo o de doble juego para romper cualquier intento de alianza opositora en contra de Morena. Porque con esa política antialianzas, definida directamente por el senador veracruzano, es claro que se favorece a Morena y al lopezobradorismo, que son los únicos que ganan con la división y la atomización de los opositores.

Todo eso lleva a una versión que se escucha en los corrillos del Senado de la República y que se comenta también en Veracruz, la tierra natal del senador Delgado y donde fue gobernador por 4 años (1988-1992) que después sería perseguido, acusado y encarcelado por el salinismo y por su sucesor Patricio Chirinos. La versión dice que entre el senador y líder emecista y el presidente López Obrador hay una especie de pacto no escrito: que MC evite una gran coalición opositora en 2021 y a cambio al grupo de Dante le entregarían el control de Veracruz, a través de una sustitución en el gobierno estatal, ahora que Cuitláhuac García justo cumple dos años este 1 de diciembre, y ya no se requiere convocar a nuevas elecciones y se puede nombrar a un gobernador sustituto, que sería alguien avalado por Dante Delgado.

Sea o no real ese supuesto pacto, lo que si es cierto es que con su decisión de entorpecer y rechazar las alianzas opositoras en las elecciones de 2021, Dante Delgado Rannauro no ayuda mucho a su partido, que difícilmente podrá ganar solo en varios estados donde carece de presencia y estructura, pero indudablemente, al evitar una gran coalición de los opositores a Morena, el senador y antiguo aliado del presidente López Obrador será un factor clave para que la 4T pueda mantener su predominio en la Cámara de Diputados y avanzar en varias gubernaturas importantes el próximo año. ¿En eso consiste el juego de Dante? 

NOTAS INDISCRETAS…

 El anuncio de la Interpol de que canceló la “ficha roja” y las órdenes de búsqueda y captura en 199 países en contra de Gonzalo Gil White y cuatro de sus coacusados, representa sin duda un punto a favor de los argumentos con los que se defendió el accionista principal de Oro Negro e hijo del exsecretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz. Gil White siempre sostuvo que las acusaciones en contra de Oro Negro tuvieron como origen sus denuncias en contra de la corrupción en Pemex y que se negó a aceptar los “tratos” que le pedían tanto Emilio Lozoya como José Antonio González Anaya para que compartiera las ganancias de su empresa con ambos exdirectores de Pemex. Gil fue de los primeros en denunciar la corrupción en la petrolera mexicana y lo hizo abiertamente con desplegados en el New York Times, en los diarios mexicanos y con una nota en el WSJ el 11 de octubre de 2019 titulada “Grabaciones revelan corrupción endémica en Pemex”. De hecho, tras la cancelación de las órdenes de Interpol, que por cierto no fueron pedidas por el gobierno de la 4T, ni tienen que ver con Pemex, sino con los fondos extranjeros que son acreedores de Oro negro y que han buscado apropiarse de las plataformas y promovieron esas demandas corrompiendo a jueces y a magistrados de la CDMX. Por eso, ahora Gil White ha buscado hablar con la dirección de Pemex a cargo de Octavio Oropeza para tratar de resolver las contingencias generadas por González Anaya que terminó de golpe todos los contratos de Oro Negro, sin razón legal y, a decir de la misma empresa, para favorecer intereses extranjeros. Y el hijo de Gil Díaz junto con sus socios buscarán que se castigue la corrupción de Lozoya y de González Anaya, de la que ellos dicen tener pruebas contundentes. Veremos si les hacen caso en la 4T…Tras una larga permanencia en la oscuridad, donde se sumió luego de llevar a una crisis el panismo hace más de una década, en Zacatecas reapareció el llamado “cerebro electoral del PAN”, Jorge Manzanera. Al ingeniero, dueño de la empresa DOCSA y a quien se le considera el mejor “fontanero electoral, mapache y operador” que haya habido en el blanquiazul, se le ha visto en la entidad zacatecana apoyando al aspirante panista a gobernador, José Manuel de Jesús Viramontes, a quien intenta posicionar para que gane la candidatura panista. Aunque Manzanares es cercano al ex presidente Felipe Calderón, con quien trabajó en su campaña presidencial y fue el autor de la contratación del español Antonio Solá, creador de la campaña del “peligro para México” en contra de AMLO en 2006, ahora en Zacatecas se dice que ha llegado de la mano del gobernador panista de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, quien lo habría contratado para operar en los comicios zacatecanos con el estilo de campañas sucias. Por lo visto, Manzanares, quien fuera el orquestador de golpeteos mediáticos del calderonismo ya no puede escudarse en el bajo perfil o permanecer tras bambalinas porque ya se sabe cómo opera, y está claro que el objetivo de llevar al “fontanero panista” a Zacatecas es torpedear la campaña de David Monreal a la gubernatura… A propósito de candidaturas, en Nayarit, el PVEM anunció ayer la postulación del doctor Miguel Ángel Navarro, senador morenista, como su candidato a gobernador. El destape de los verdes tiene que ver no sólo con que ven ganador al doctor Navarro, sino también con meterle presión a la alianza con Morena y evitar que las divisiones y pleitos internos de los morenistas pongan en riesgo la postulación del senador que es visto como favorito en las encuestas. Y es que, a pesar del posicionamiento de Miguel Ángel Navarro, en Morena está haciendo ruido el pataleo de Manuel Peraza Segovia, quien fuera del delegado especial de Programas Federales en Nayarit y aspira también a la candidatura. Así es que veremos si en Nayarit no se repite lo que ya paso en Nuevo León y San Luis Potosí, donde los pleitos internos de los morenistas ponen en riesgo alianzas y candidaturas que pueden resultar ganadoras… En la competida elección de Álvaro Obregón se está anotando un nuevo aspirante a la alcaldía cuya candidatura sin duda llamará la atención. Se trata del diputado morenista Sergio Mayer Bretón, a quien están impulsando asociaciones de vecinos y colonos de Álvaro Obregón como una opción distinta a los políticos tradicionales, tanto del PRI, como del PRD y de Morena que se pelean la demarcación. Y es que el hasta ahora presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía es muy conocido en dicha alcaldía, tanto por su popularidad como excantante, como por el trabajo que realiza con grupos artísticos y culturales en el sur-poniente de la Ciudad de México, además de que ha cultivado como legislador su relación con las asociaciones de colonos lo mismo de zonas residenciales como de los barrios de la alcaldía. La de Mayer podría ser una “candidatura ciudadana” apoyada por otros partidos, pero no necesariamente por Morena. Y es que en Álvaro Obregón las precampañas transcurren en medio de la molestia de sus habitantes por la actitud de la actual alcaldesa Layda Sansores que, sin haber renunciado al cargo, ya está en campaña por la gubernatura de Campeche y ha dejado un desastre en la alcaldía. A eso se suma la reaparición en esta demarcación de un exdelegado perredista como Leonel Luna que intenta volver a ser candidato, ahora a alcalde, a pesar de la estela de denuncias de corrupción y enriquecimiento que existen en su contra durante su paso como delegado de Álvaro Obregón en dos ocasiones, mientras que en Morena los aspirantes que se mueven son Valentina Batres, Rafael Luna, y Lorena Villavicencio, que representan la continuidad morenista que no la tiene fácil por el desastre que dejará Layda; por el PT va Eduardo Santillán, de quien los obregonenses tienen malos recuerdos y lo identifican como gente de Leonel Luna; también está el candidato independiente Carlos Macías; por MC se mueve Leslie Staines y por el PES Luz Perla, entre otros aspirantes que buscan la codiciada alcaldía en donde se ubican algunas de las zonas residenciales más ricas de la ciudad como Santa Fe, pero también muchas colonias populares con problemas y demandas urgentes en materia de seguridad y servicios urbanos… A partir de hoy, nos adelantan, reaparece Maximiliano Cortázar, quien fuera vocero de la Presidencia con Felipe Calderón y que ahora será el nuevo jefe de Prensa del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, que ficha a un buen comunicador y a un profesional que ya conoce la Presidencia de la República desde adentro. ¿Será que Cabeza de Vaca ya se vio?... Los dados mandan Serpiente. Descendemos.

Comentarios