El dilema del "no"

Carlos Velázquez

A partir del día de ayer, se suspendió la propaganda de tipo gubernamental, la cual podrá reanudarse hasta el 2 de agosto. Lo anterior, en el marco del inicio de la publicidad encaminada a promover la participación ciudadana en la consulta popular del domingo 1 de agosto, aquí expresamos algunos elementos que rondan en la atmosfera política de este ejercicio inédito.

Hay dos posiciones encontradas, por un lado, la corriente de opinión que está de acuerdo con el ejercicio, incluso, mira con optimismo el resultado, bajo la esperanza de que pudiera marcar un parteaguas en el esclarecimiento de algunas decisiones tomadas por actores políticos del pasado. Por otro lado, también está presente la opinión de un grupo de ciudadanos que dicen no estar de acuerdo con la consulta, y los argumentos que dan son dos principalmente, el más socorrido es el de “la ley no se somete a consulta” y el de “es un desperdicio de dinero”.

Desde este espacio quisiéramos persuadir a todas esas personas que por motivos diferentes declaran que, no participarán o no están de acuerdo con la consulta. Por principio de cuentas, la democracia somos todos y se construye entre todos, si deciden no participar, recordarles que, para que el resultado sea vinculante, es decir, obligatorio en sus efectos para las autoridades involucradas, solamente se requiere del 40% de participación de la lista nominal nacional, cantidad que asciende a cerca de 37 millones de electores aproximadamente, así que su participación es importante en términos absolutos y muy importante en términos relativos.  

Si por disgusto deciden no acudir a las mesas receptoras de consulta popular, su papeleta será anulada junto con las de otros ciudadanos que por actuar por el sentimiento y no por la razón, dejarán en manos de las minorías el destino de lo que ustedes mismos creen que debe ser el estado de derecho. En esta misma tónica, si deciden abstenerse, ahí sí podríamos afirmar que el dinero se tiró a la basura, pues el material almacenado tarde o temprano tendrá que ser destruido y procesado.

Como señaló en rueda de prensa la Vocal Ejecutiva de la Junta Local del INE en Querétaro, Ana Lilia Pérez Mendoza, los recursos con los que se llevará a cabo la consulta son de economías que ya tenía el Instituto, es decir, no se liberó ni generó un recurso económico adicional para la consulta popular. Estimado lector, si eres de los que están renuentes a participar en la consulta, te invito a que expreses tu opinión, si no estás de acuerdo manifiéstate con un no, pero acude al llamado, no dejemos a nuestra democracia en manos de sus críticos y detractores, siempre será preferible frente a la imposición, la posibilidad de elegir.     

      

Twitter: @carlosfcps Facebook: Carlos Velázquez 

Comentarios