El desempleo en los tiempos del Covid-19

06/04/2020
08:56
-A +A

En esta coyuntura en la que estamos viviendo, debemos ser muy realistas. Las repercusiones del Covid-19 enfermarán a  la economía, el empleo y, por lo tanto, nuestros bolsillos. Como lo señaló el director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, esta pandemia no es sólo una crisis sanitaria, también es una crisis social y económica.

De acuerdo con dicha organización, el mundo laboral se verá afectado en tres aspectos fundamentales: la cantidad de empleo (tanto en materia de desempleo como de subempleo); la calidad del trabajo (con respecto a los salarios y el acceso a protección social); y tendrá efectos en los grupos específicos más vulnerables frente a las consecuencias adversas en el mercado laboral.

Las primeras estimaciones de la OIT señalan un aumento del desempleo mundial que oscila entre 5.3 millones (caso “más favorable”) y 24.7 millones de personas (caso “más desfavorable”).

¡Imaginen! 25 millones de personas sin empleo que nos dejará el coronavirus.

Por eso es tan importante que las empresas, sea cual sea su tamaño, cuenten con planes de continuidad del negocio, seguros, y estén financieramente preparadas para contingencias. Así, como que es imprescindible que el gobierno impulse medidas rápidas de acción que puedan ayudar a enfrentar este futuro inmediato. Pero, hablando de finanzas personales, también por eso es tan vital que las personas tengan esquemas que les permitan no descapitalizarse. ¿Cómo? Realizando su fondo de emergencia, teniendo seguros de ahorro, coberturas de gastos médicos,  de desempleo, etcétera.

No me gusta ser pesimista, pero el panorama no es alentador y es mejor que pensemos si podríamos salir avante si nos quedáramos sin trabajo.

Así que es importante poner manos a la obra, de entrada ahorrar y construir nuestro fondo de emergencia, que sea el equivalente de 3 a 6 meses de sueldo. Considéralo y destina del 5 al 10% de tus ingresos, establece prioridades y deshazte de las deudas.  En fin, recuerda que nada es mejor como estar preparado.

¿Retiro o no retiro de mi retiro?. Desafortunadamente, en México sólo el 30% de su población cuenta con educación financiera. Por ello, la posibilidad de que quienes se están quedando sin trabajo cuenten con un fondo de emergencia que los ayude a mitigar el impacto económico, es muy baja.

Una opción que existe y me han preguntado, es  la posibilidad que tienen las personas inscritas en una Afore de hacer un retiro parcial por desempleo. En efecto, un trabajador tiene el derecho de hacer uso de esta prestación. Para hacerlo efectivo debes tener al menos 46 días de desempleo y no haber ejercido este retiro en los cinco años anteriores.La cantidad depende del salario base de cotización y los requisitos varían dependiendo si estás afiliado al ISSSTE o al IMSS.

Lo cierto, es que al hacerlo, se descuentan las semanas de cotización y eso puede retrasar la pensión. Recuerda que estás hablando de tu futuro, y lo que restes ahora lo estarás quitando de tu pensión, no es un regalo. Si estás o has considerado esta posibilidad, mi recomendación es que te hagas el firme propósito de que en cuanto regreses a laborar, realices aportaciones voluntarias para recuperar ese dinero en tu cuenta e incluso más de lo que estás tomando. No seas tacaño contigo mismo.

Quien desee hacer este trámite, veamos los puntos a considerar. En el caso del IMSS tienes derecho al retiro siempre y cuando tengas al menos dos años de cotización y tres con una cuenta Afore. Puedes retirar un mínimo de 30 días de tu salario cotizado ante el IMSS y máximo 90 días de tu salario base de cotización.

Regularmente se entrega en parcialidades de hasta seis meses. Pero ante la emergencia del Covid-19, la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) instruyó que los retiros por desempleo deberán liquidarse en una sola exhibición para evitar que los trabajadores tengan que acudir en múltiples ocasiones a las sucursales, módulos o unidades especializadas.

Cabe resaltar que la Consar, ante la volatilidad de los mercados, recomienda no cambiarse de Afore o realizar retiros por desempleo o matrimonio para evitar incurrir en pérdidas y esperar a que los mercados regresen a la normalidad y las minusvalías se reviertan,  pero también es cierto, que si no hay otra opción, es útil que los trabajadores conozcan que tienen este derecho.

Ojalá todos aprendamos de estos momentos de incertidumbre y lo prioritario de contar con instrumentos financieros que ayuden a que en coyunturas extraordinarias como ésta, no se ponga en riesgo nuestro patrimonio y podamos hacer frente de la mejor manera posible.

 

 

[email protected]

Twitter: @Lucyquiroga

@Finanzasentacon

Periodista y Consultora de Comunicación 
inmersa desde hace 12 años en la farándula financiera
[email protected]
Twitter:  @Lucyquiroga

Comentarios