El coronavirus y el sector financiero

Lucía Quiroga

El Covid-19 ha tenido un impacto sin precedentes en nuestra vida. Y si bien ha causado estragos en muchos sentidos, también ha dejado cosas positivas en diversos aspectos y sectores.   Uno de ellos es el FinTech, un sector que se ha acelerado aún más. Y esto tiene todo el sentido si consideramos que la tecnología es un habilitador de la nueva realidad, como bien lo define Raúl Nava, Director Fintech en DAI México. 

Lo cierto es que las startups basadas en tecnología ya traían una inercia propia, quizá por su misma naturaleza. Pero el confinamiento, la distancia social, la necesidad de adaptarnos a ese contexto, logró un impulso tan fuerte que, de acuerdo con Carlos Valderrama, Socio Administrador de Legal Paradox, las empresas FinTech han logrado crecer en 3 meses lo que tenían proyectado para 5 años, posicionando a México como el líder indiscutible de Iberoamérica en dicho ámbito. 

Por su parte, el sector financiero tradicional tuvo que reaccionar rápidamente para adaptarse a la coyuntura. En el caso de los bancos, vimos por ejemplo cómo tuvieron que cerrar sucursales y en su servicio de atención telefónica no se daban abasto. Les costó más sin duda que a las FinTech, las cuales ya estaban adaptadas, pues muchos productos y/o servicios no requerían contacto físico y/o la atención podía ser por WhatsApp. 

Para muestra, Rafael de Parra, CEO de Enso Fintech, app para trasferir dinero, nos cuenta que a raíz de la pandemia tuvieron un crecimiento en transaccionalidad de 30% mensual. “Enso ayuda a solucionar problemas del día a día de la gente, al hacer transferencias a tus contactos desde tu casa, por tu teléfono, sin comisiones, eso es algo que ayudaba a la gente desde antes, pero ahora es más relevante”. 

La transformación digital tocó a la puerta. Claro que en el sector financiero tradicional hay quienes ya habían estado trabajando en ello, tal es el caso de BBVA quien ya tienen un par de años con temas innovadores, de aplicaciones digitales, de alianzas para llegar a nuevos mercados.  

Otro gran jugador dentro de la industria financiera es el sector asegurador, el cual también requiere innovación y cambio de mindset, si quiere estar a la altura de las circunstancias. 

“Si antes el canal digital estaba en el tercer lugar, ahora tranquilamente debe estar en el primero, y eso implica muchos retos para muchas aseguradoras. Hoy la pregunta número uno de los directores de las aseguradoras es cómo me transformo digitalmente más rápido que mis competidores”, advierte Darío Luna, presidente y cofundador de Super.mx una Insurtech que diseña seguros de alta tecnología, con condiciones simples y pagos predeterminados, y de quien estaremos escuchando mucho en los próximos meses. 

Como sea, lo cierto es que el futuro nos alcanzó. Y ya no hay tiempo de que las empresas consideren si se suben o no a la nave, sino de acelerar los procesos para que disfruten el viaje y no lo padezcan. 

Debemos estar pendientes de lo que viene, los especialistas coinciden en que estaremos viendo cómo FinTech y sector tradicional, quienes en algún momento parecían estar incluso compitiendo, apostarán por adquisiciones y fusiones.  Y esto es lógico si consideramos que cada uno de los dos sectores tiene sus propias fortalezas, y que pueden ser complementarias. 

“Entonces el sector tradicional se está dando cuenta que en vez de ser rivales como se pensaba hace tres o cuatro años, el sector FinTech es un gran aliado”, dice Carlos Valderrama. 

Así, el coronavirus, continúa siendo un parteaguas en nuestra vida, y en la manera en que se está moviendo el sector financiero tradicional y no tradicional.  Estemos atentos. 

Comentarios