Ejecutoria de SCJN desarmó a AMLO | Querétaro

Ejecutoria de SCJN desarmó a AMLO

Héctor Parra Rodríguez

No comprende las normas del Derecho Positivo y su aplicación el presidente López Obrador, pero opina y desinforma a la población con su criterio personal alejado de la comprensión e interpretación jurídica, criterio tergiversado que le sirve para ofender y desprestigiar a la autoridad jurisdiccional, en este caso los ministros de la SCJN. Montó en cólera el titular del Poder Ejecutivo, por el criterio jurisprudencial adoptado por los ministros en la ejecutoria emitida en la acción de inconstitucionalidad 130/2019 y 136/2019. 

Después de 3 años, el Pleno de la SCJN resolvió invalidar varios artículos en materia coercitiva que sistemáticamente ha utilizado el Poder Ejecutivo, para doblegar a sus enemigos políticos o bien, para presionar a quienes encarcelan para que paguen al gobierno cantidades millonarias por medio de acuerdos leoninos de reparación. Las y los ministros desarmaron a López Obrador, por eso su ira, aunque de Derecho Positivo no entienda nada y pretenda argumentar y debatir solo, al frente del poder que le da la tribuna de la Presidencia de la República. 

¿Comprenderá el Presidente el principio de ultima ratio? Por supuesto que no lo entiende. Empleados de la 4T utilizan la “amenaza a la seguridad nacional” para cumplir caprichos en materia penal; otra arma que, para algunos casos, abusan de su uso, ello incomodó a López Obrador. Para algunos supuestos jurídicos el instrumento de presión denominado como “contrabando, defraudación fiscal u otros equiparables”, fueron eliminados para supuestos menores. Son parte de la resolución de los ministros que irritó y molestó sobremanera al inquisidor. Instrumentos jurídicos que fueron declarados como inconstitucionales. 

El Presidente de la República, quien debe obedecer y cumplir con las sentencias de las autoridades jurisdiccionales, en su conferencia mañanera y entre líneas, dio la instrucción de incumplir con lo resuelto por la SCJN. No lo expresó en forma categórica, pero dejó ese tufo a sus subordinados del Poder Ejecutivo Federal. Un hombre acostumbrado a la intolerancia, al abuso, a la arbitrariedad, se resiste a cumplir con el Estado de Derecho que debe imperar en toda sociedad civilizada, le guste o no le guste. 

López Obrador debe reconocer y agradecer a las y los ministros, que no todos los artículos impugnados fueron declarados inconstitucionales; varios de ellos siguen vigentes. Pero ya no podrán aplicar a su libre arbitrio, a petición del Fiscal, que muchos de sus enemigos queden en la cárcel por venganza política.  

 

 

Analista legislativo. @HectorParraRgz

Comentarios