27 / septiembre / 2021 | 20:08 hrs.

Educar para la sociedad

José Alfredo Botello Montes

Lo que debe mover a la participación de una tarea de gobierno, más que los intereses particulares y generales, lo es sin lugar a dudas hacer realidad los principios que han regido nuestra vida personal, social y política, aprovechando al máximo las fuerzas para día a día dejar una huella profunda que el tiempo no la borre.

Se debe partir desde la persona humana en su integridad física, racional y con fin material e intelectual, por lo que la responsabilidad del estado es poder facilitar las condiciones para la consecución de esos fines, respetando en todos los actos su inminente dignidad de la persona, principalmente en esas etapas tan importantes, que son la niñez y juventud, sin menoscabo desde luego de quienes ya somos adultos.

En la tarea educativa nos encontramos con la libertad reflejada en la apertura y confianza del educando y en la libertad reflejada en la generosa entrega que hacen el maestro y personal de apoyo en esta gran labor.

Los principales protagonistas en los procesos educativos son la persona, la familia, las instituciones educativas, la sociedad, el maestro y personal de apoyo, los propios medios de comunicación y el estado mismo. Estando seguro que haciendo sinergia unos y otros podremos conseguir los fines propuestos pasando por la gran acción que es la educación.

Es la persona el principio y fin de toda acción de la sociedad y el gobierno, que estando abierto al encuentro y apertura con la educación, recibe sus primeras enseñanzas dentro del seno de la familia y por ello la importancia de preservar esta gran institución que da sustento a la sociedad y al estado mismo.

La familia es otro de los protagonistas, que en su seno se viven y se siembran principios, virtudes, actitudes y se perfila al ser humano para participar en una sociedad más abierta, que se podría decir es una verdadera escuela de vida y es insustituible en la educación de los hijos. Y en la familia, papel preponderante sin lugar a dudas es la madre educadora que con su esfuerzo y sacrificio lleva adelante a sus hijos para que sean hombre o mujer de bien, con bases firmes.

Las instituciones educativas son otro de los protagonistas, son el receptáculo y punto de confluencia de todos los protagonistas móviles de la educación, es ahí donde se conviven y se viven los valores de lo más preciado que tiene una familia y que son sus hijos; en las instituciones es donde se desarrollan las capacidades de la persona, pero también su pensamiento y su propia vida efectiva, ya sea para que se incorporen a la propia sociedad o para prepararse y mejor servir.

Desde luego es la sociedad otra gran protagonista, porque ella es la que de manera subsidiaria y solidaria colabora con los padres en la educación de sus hijos, o también para una mejor preparación; desde la sociedad se crean las instituciones privadas o públicas para permear todo el ámbito educativo.

Y quizás uno de los protagonista más importante en el proceso educativo es el maestro, encaminado no sólo a la transmisión de datos fríos, sino también a orientar hacia la verdad con su vida y enseñanza. El maestro es quien tiene la gran responsabilidad de transmitir los conocimientos de la ciencia o materia que imparte, el transmitir los valores culturales y principios que le rigen, para la propia formación humana del educando.

Papel preponderante sin lugar a dudas tienen los medios de comunicación, que no únicamente forman sino también informan, de ahí la gran responsabilidad que tienen para un real compromiso con la verdad, siendo los más influyentes en la formación de las tendencias culturales y pautas generales de comportamiento en los jóvenes, aun cuando se podría decir de toda la sociedad.

Como autoridad educativa, es un gran reto poder amalgamar estos y demás protagonistas de la educación y así poder ayudar a tener una convivencia cada vez más sana en la propia sociedad que debe estar impregnada de valores y principios que no únicamente se nos han dado de ahora sino de siempre.

Secretario de Educación en el estado de Querétaro

Comentarios