“Echao pa´ lante” (1)

Filiberto López Díaz

Y… ¡Vaya forma de iniciar su gobierno! Echao muy pa´lante y esto no sólo en el discurso sino en su actuar. No sé si Mauricio tenga una jefa o jefe de protocolo, empero, alguien debió de informarle que, en el Teatro de la República, optó por darle la espalda, no sólo a los representantes de los supuestos poderes “independientes”: Legislativo y Judicial, sino a Marcelo Ebrard C. representante del señor Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos; Olga Sánchez Cordero y demás personalidades ubicadas al centro del foro y no sólo eso, sino que debió de saber que, el traje que portaba, confeccionado al parecer para la ocasión, con saco cruzado y… ¡con chaleco! Por las redes sociales, circuló una fotografía de su hermano Yamil, ex alumno del suscrito en el ITESEM-QRO con la misma vestimenta. La razón es sencilla; el saco cruzado oculta el chaleco, mismo que fue ideado con la idea de lucirlo, pero dejando de lado “usos y costu… ras”, el hecho de dar la espalda a los nombrados, obvio, pone de manifiesto su voluntad de estar cerca de la mayoría de los oyentes; asistentes previamente cernidos por el nuevo aparato gubernamental del estado. Su discurso, duro y contundente: Honestidad, trabajo y progreso. Eufórico, gritó en vez de hablar; acostumbrado desde el Senado de la República, a estar en tribuna, al pretender modular su voz, del grito pasaba al susurro casi inaudible; estaba en “sus meros moles”; bien “peluqueao y boleao” (me imagino que “bañao” también) con algo de maquillaje, mostró su lado humano, pues la voz se le quebró por unos segundos, al nombrar a su familia.

“En Principio fue el Verbo” y, anunció al inicio de su discurso, su pronta respuesta a la catástrofe acuática en varias regiones de Querétaro; recorrió en mangas de camisa algunas zonas afectadas, lo que provocó que, algunos de sus cercanos, lo acompañaran con todo y corbata. ¡Vaya potencia de convocatoria! La crema y nata de los políticos actuales y por segunda ocasión (la primera en el restaurant de Josecho) acompañado de los ex gobernadores; mi amigo Enrique Burgos G., con cara en alto, acostumbrado a caminar con orgullo, complacencia y conciencia tranquila por todo Querétaro; Mariano orgulloso y PP, viendo de reojo tímido a Santiago Nieto; Paco Garrido, gozando la ocasión sin mayor preocupación y a sus anchas. Se espera un buen gobierno con mano de hierro y guante de terciopelo, con la ayuda invalorable de Lupita Murguía G. (Continuará)   

Especialista en Derecho del Trabajo. 
Certificado por el Notariado de la Unión Europea. 
[email protected]

Comentarios