A dos años de camino

Mauricio Ruiz Olaes

La vida política del compañero Presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido todo menos sencilla, desde sus inicios en Tabasco ha estado plagada de obstáculos difíciles de vencer, pero no imposibles, lo que ha permitido al actual Jefe del Ejecutivo desarrollarse como un estratega implacable ante escenarios poco favorables. De manera recurrente el fantasma de las imposiciones, fraudes y actos ilícitos se hizo presente en el andar de nuestro Presidente, ocasionando movilizaciones históricas en defensa de nuestros recursos y de la vida democrática de México, siempre avanzando con dignidad y en especial de la mano del pueblo. 

Hoy tras dos años de gobierno y ante una lógica de gobierno donde prevalecen los principios de cero tolerancia a la corrupción, austeridad republicana, respeto irrestricto a la ley y rendición de cuentas al pueblo de México, estamos ante un escenario complicado por la situación económica mundial, pero sin duda es esperanzador ver la manera en la que el actual Gobierno de México está afrontando no sólo la crisis sanitaria y los efectos colateral de la misma, sino del estado crítico en el que se había entregado el país a la salida de Enrique Peña Nieto de la Presidencia. 

Como siempre lo dijo el compañero López Obrador, "Por el bien de México, primero los pobres" y sin lugar a duda ese ha sido el estandarte de este gobierno progresista que ha destinado más de 11 millones de becas a estudiantes de bajos recursos, las más de 23 millones de familias que reciben algún programa social como parte del plan de desarrollo económico y social del actual gobierno y los más de 560 mil millones de pesos que se han ahorrado debido al combate de la corrupción y la austeridad republicana que es característica esencial de la actual administración. 

A esto se suma la valiente lucha con el huachicol, un aumento del 16% al salario mínimo, la creación del INSABI y así garantizar el derecho universal a la salud, la creación de mega proyectos que impulsan el desarrollo económico en zonas de alta marginación y el esfuerzo titánico por consolidar nuestra independencia energética a través de la creación de refinerías en diferentes puntos del país, esto después de una reforma energética que se crea desde el escritorio de la Casa Blanca a modo de intervención a la soberanía nacional con la absoluta complicidad de funcionarios públicos mexicanos que a cambio de sustancioso sobornos de todo tipo se prestaron al atraco más grande de nuestra historia. 

Por otro lado el combate a la delincuencia organizada se ha implementado desde diferentes áreas, una de ellas el respaldo absoluto a nuestras fuerzas armadas pero con la clara acotación de que la vida humana es prioridad, la creación de LA Guardia Nacional como un órgano civil con formación castrense y en especial el empuje a los programas sociales, en particular el de Jóvenes Construyendo el Futuro que se centra en enseñar la cultura de trabajo al sector de la juventud que se encuentra en estado inactividad económica y académica. 

También la educación ha sido un sector prioritario para Andrés como sus amigos le decimos, no solamente se derogó la reforma educativa que buscaba privatizar el sector de la educación, sino que precarizaba la vida laboral de las y los docentes, a esto se le suman las Becas Benito Juárez, los convenios con la iniciativa privada para darle continuidad al ciclo escolar presente y en especial la campaña de fomento a la lectura emprendido por el compañero Paco Ignacio Taibo II a través del Fondo de Cultura Económica. 

Solamente van dos años, sin embargo el trabajo no cesa y la meta es clara, llevar a cada rincón de México lo que en MORENA llamamos la Cuarta Transformación Nacional, como parte de un proceso histórico de renacimiento de la vida pública de México y evidentemente como parte fundamental de un proceso de consolidación de la democracia en México.

Comentarios