Devastada la seguridad pública con AMLO

Héctor Parra Rodríguez

Criminal la política en materia de “seguridad pública” del gobierno federal. Cada vez peor y AMLO no se mueve ¿Acaso existe algún acuerdo perverso con los criminales? En 3 años del gobierno federal que ostenta el mayor poder en fuerzas de “seguridad”. Sin embargo, los resultados son catastróficos, cada vez más y más homicidios violentos. 

Mucho acusó el gobierno de Andrés López, de estar coludidos los gobiernos de oposición con la delincuencia organizada, el pretexto le sirvió para ganar simpatías y generar una “política” de combate a la delincuencia distinta; ya no más balazos. En lo subsecuente se aplicará dinero a los desempleados y abrazos a los delincuentes. En 3 años ha probado con creces la ineficacia del combate a la delincuencia. 

Morena gobierna la mitad de los estados que conforman el territorio nacional y usufructúa el gobierno desde hace 3 años. AMLO prometió reducir el índice delincuencial. Nada le funciona. Los delincuentes se reforzaron y crecieron. Más de 100 mil homicidios, rebasa por mucho la violencia de los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña. Todas las fuerzas Armadas del brazo del presidente, apoyadas por la Constitución, más los miles de elementos integrados a la Guardia Nacional, no han sido suficientes. La ineptitud es manifiesta y criminal. La impunidad, otra deuda. 

Personal del Ejército Mexicano se hizo cargo de la seguridad pública en el Estado de Zacatecas, gobernado por el morenista Monreal Ávila. A diario aparecen por doquier cuerpos sin vida, exhibidos en las vías públicas para vergüenza de la ineptitud de las autoridades locales y federales. Sonora, tierra gobernada por el exsecretario de Seguridad Pública en el gobierno de López Obrador, también es asolado por la violencia; el artífice de los foros para erradicar la criminalidad, después responsable de dar seguridad pública a los mexicanos. No puede con la delincuencia en su Estado; “fuerzas de élite” de la Marina, buscan a delincuentes en Guaymas, Sonora, que dieron muerte a una joven y a un escolta de la presidenta municipal morenista Karla Córdova. Todos incompetentes. 

AMLO, sin embargo, hace poco pedía la renuncia del Fiscal del Estado de Guanajuato, a consecuencia de la violencia criminal en ese Estado. Torpe presidente por ignorar que los fiscales no son responsables de la seguridad pública, su función es la persecución de los delincuentes, no de la prevención ni de la seguridad pública. Otra prueba de la ostentosa falta de conocimiento en la materia. Por eso estamos como estamos.  

 

 

Analista legislativo. @HectorParraRgz

Comentarios